Regata del río Negro: un pasaporte vencido y un viaje inesperado



El español Bouzan se subió a un K1 de apuro. Foto: Yamil Regules

El año pasado Álvaro Fiuza, junto a Iván Alonso, perdieron la Regata por un segundo en la clasificación general ante Néstor Pinta y Martín Mozzicafreddo. Para esta edición, Fiuza le pidió a su compañero de siempre, Walter Bouzan, que lo acompañara a transitar la travesía 2020 en la K2 senior para tomarse desquite del mal trago de la edición anterior.

Sin embargo, una cuestión muy alejada del canotaje lo dejó sin competencia. Fiuza, al momento de partir de España, tomó su pasaporte vencido y no el que había renovado para venir a Argentina. No se percató de la irregularidad en la documentación hasta que llegó a Ezeiza. Fue mandado de regreso a España y dejó solo a Bouzan, quien tuvo que cambiarse el chip apenas pisó la región el pasado jueves.

Se hizo fuerte en la adversidad, le prestaron un bote y en su debut en la Regata del río Negro se quedó con el primer parcial en K1 senior. “Es una piragüa muy similar a la que uso allí en España. Estuve mentalizado en correr K2 desde hace meses, entrenando con temperaturas muy bajas y llegar aquí por primera vez y con este calor, la verdad es que no me puedo quejar de este resultado parcial”, dijo Bouzan, quien junto a Fiuza han sido dos veces campeones mundiales y en tres oportunidades subcampeones.


Comentarios


Regata del río Negro: un pasaporte vencido y un viaje inesperado