El ingreso de carne de cerdo de Río Negro pone en jaque a crianceros

La habilitación del arribo de cerdos faenados en otras provincias se sumó al cierre del matadero de la meseta. Los productores de la zona advierten que no tienen dónde faenar sus animales. Provincia analiza modificar de urgencia el complejo de Añelo.

11 sep 2018 - 00:00

Los criadores de chanchos no lograron un buen inicio de primavera en la zona de la Confluencia, ya que a la falta de un lugar habilitado para faenar sus animales se sumó el levantamiento de la barrera para el ingreso de cerdos frescos sin hueso desde afuera de la provincia.

Alexis Alberta tiene 25 años, es productor de porcinos en la zona de Las Parcelas de Centenario y está desesperado porque su producción de casi un centenar de animales puede quedar fuera del mercado por el cierre del matadero municipal de la meseta.

“Dicen que lo van a abrir en octubre, pero para ese entonces, van a estar pasados”, explicó el productor que en nos 20 días sumará 30 animales a los 60 que hoy deberían estar en las góndolas de las carnicerías.

El matadero de Colonia Nueva Esperanza, donde se faenaban hasta julio unas 4.000 cabezas de pequeños productores, cerró hasta nuevo aviso. El fin de la concesión se originó en problemas internos de la Asociación de Fomento Rural (AFR).

Las estimaciones de los funcionarios capitalinos indican que posiblemente para la tercera semana de octubre la planta de faena podría estar funcionando con una nueva concesión, aunque no hubo más precisiones.

El ministro de Producción de la provincia, Facundo López Raggi, consideró que “es una situación realmente complicada. Cuando suceden este tipo de cosas hay que buscar alternativas y estamos viendo la posibilidad de llevar (animales) a Añelo, donde hay que lograr primero modificaciones, no se puede solucionar de un día para el otro”.

Recordó que en Colonia Nueva Esperanza la provincia aportó 2 millones de pesos en infraestructura. “Realmente no depende de nosotros. Se cerró por un problema interno de la AFR, el municipio es el que dispone del espacio y nos preocupa que la producción no tenga donde canalizase”, insistió el ministro.

Desde Bromatología y Comercio se indicó que por la tarde estaban previstas reuniones con otros organismos y la estimación más cercana para una nueva concesión fue para dentro de seis semanas.

“El lugar más cercano es Piedra del Águila, pero son 500 kilómetros y hasta allá que no puedo costear, ya no me queda resto siquiera para pagar a los proveedores de alimentos. Tengo 60 animales que están a punto de pasarse y en unos día podré tener otros 35, qué voy a hacer”, se preguntó el pequeño productor.

Alexis conoce el trabajo desde los 14 años al lado de su padre, que por 30 años estuvo al mando del emprendimiento “El Pampeano”.

“Hace dos meses falleció mi papá y me quedé a cargo. Otros criadores están comercializando, pero en mi caso (el canal comercial) es con los frigoríficos y piden los sellos en regla”, contó.

El cálculo más optimista para la reactivación del matadero de Neuquén es en seis semanas. Primero se debe firmar una nueva concesión.
Quedó sin efecto una medida cautelar
“No hay estadísticas de cuánto es el ingreso porque hace dos semanas que quedó sin efecto la medida cautelar que impedía ingresar carne de cerdo fresca desde los frigoríficos de Río Negro”, informó la titular del Control de Ingreso de Alimentos (CIPPA), Ianina Bascur.
“A partir de que se levantó la cautelar, las empresas comenzaron a consultar” para introducir el cerdo faenado fuera de la provincia, dijo Bascur.
Explicó que la medida fue planteada por la provincia en resguardo de la producción de cerdos neuquina, en su momento la cautelar sirvió para frenar la introducción de carne de otras zonas.
En riesgo
15.171
son las cabezas de porcinos registradas por el ministerio de la Producción de Neuquén en Confluencia. El matadero faenaba 4.000 animales al día.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.