La planta de faena de cerdos está cerrada hace tres meses y afecta a unos 70 productores

Se trata del complejo de la municipalidad de Neuquén que no consigue quién lo administre. Los crianceros deben faenar en sitios no habilitados con el riesgo sanitario latente.

Unos 70 productores de cerdo de la meseta no tienen donde faenar sus animales para acceder a la comercialización formal porque desde hace tres meses está cerrada la planta que depende de la municipalidad que realizó dos llamados a interesados para su administración sin éxito.

Desde el 1 de julio está cerrado el matadero y el municipio no pudo conseguir quien lo administre, dijo el referente de los productores de la Colonia Rural Nueva Esperanza Juan Vargas.

Se trata del único establecimiento cercano y habilitado que en la zona asistió, desde su inauguración, a más de noventa productores que tienen criaderos de cerdos en Colonia Nueva Esperanza, Centenario y Plottier.

Según se indicó desde la Asociación de Fomento Rural, en el mes de julio fue cerrado por problemas administrativos y desde entonces dejó sin alternativas a los pequeños productores de la zona de la Confluencia. Estaba a cargo de la AFR.

Con las instalaciones en marcha del matadero se procesan 900 lechones y de 450 a 500 animales adultos.

La capacidad de almacenamiento de las cámaras de frío es de 30 animales grandes y 200 lechones, variando de acuerdo al ingreso de animales, conservando en promedio habitual 25 animales grandes y de 60 a 100 lechones, y generalmente las cámaras siempre están completas.

«El paso de la producción porcina por el matadero configura un servicio indispensable para los y las productoras y una garantía fundamental de sanidad para la comunidad que consume dichos productos«, se indicó en relación con el brote de triquinosis que se confirmó hace más de un mes debido a que el animal consumido no tenía los resguardos fitosanitarios.

En el mes de agosto se conoció que el municipio hizo un llamado a licitación pública para la contratación del servicio de administración y explotación del matadero. Según los productores, existe un oferente que estaría en condiciones de brindar dicho servicio, pero persisten las demoras inexplicables que hacen que el establecimiento siga con sus puertas cerradas.

Sin funcionamiento del matadero desde hace casi cuatro meses, los más de 70 productores de la Confluencia ven con preocupación que a diario no tienen donde procesar sus animales y se avecinan las fechas de fin de año en las que se da la mayor demanda del lechones y cortes cárnicos y no tienen garantía de faena asegurada.

Vargas indicó que se le había propuesto a él que se haga cargo de la administración del complejo aunque existen demoras en las áreas burocráticas de la municipalidad de Neuquén.

La preocupación más inmediata es que los pequeños productores no pueden aprovechar la festividad del día de la madre para colocar sus animales.

Hay dos plantas de faena en la región en JJ Gómez, Río Negro, o a El Amanecer, Plaza Huincul, que pueden prestar servicios pero a los productores de mayor envergadura.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora