Las Grutas: expectativa y dudas por una obra

Por un lado los vecinos temen por el impacto ambiental. Pero al mismo tiempo, valoran el arranquen de la construcción, que creará nuevos puestos de trabajo en tiempos de crisis.

12 jul 2018 - 19:11

Una fastuosa obra que se está construyendo frente al mar en este balneario volvió a despertar la inquietud de los vecinos que en 2016, cuando se inició el proyecto, elevaron a la Justicia un amparo ambiental para buscar certezas sobre el reguardo de los acantilados, que están muy próximos al lugar en el que se levantará la construcción.

Se trata de un conglomerado de departamentos distribuidos en dos cuerpos, que podrá albergar a 120 personas y pertenece al Sindicato del Personal Jerárquico y Profesionales del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa. El edificio, de tres pisos, contará con 24 unidades habitacionales con sus correspondientes cocheras subterráneas, un auditorio con capacidad para 110 asistentes y una terraza con pileta.

Está ubicado a escasos metros de la bajada cero, sobre la manzana donde antes se encontraba la antigua delegación, que fue demolida. En una zona en la que la circulación vehicular está restringida para evitar vibraciones que generen desprendimientos en el cordón rocoso que enmarca la playa.

La iniciativa, que se paralizó en noviembre de 2016, se reactivó en marzo y desde el mes de abril cuenta con mayor actividad. Debido a esto renacieron las dudas acerca del proyecto, que muchos temen que podría afectar la seguridad de la barranca.

“Sabemos que el Sindicato que la construye presentó el estudio de impacto ambiental que en su momento le requerimos. Por eso la municipalidad los autorizó a reiniciar las tareas e informó a la cartera de Medio Ambiente de la Provincia sobre la existencia de ese estudio. Pero tenemos dudas. Por suerte nos enteramos de que, ahora, la Fundación Ambientalista Inalafquen también requirió ese informe y lo está estudiando, para saber si realmente el futuro edificio garantiza el resguardo del acantilado”, manifestó Marilina Cardelli, una de las amparistas.

Cardelli forma parte del grupo de vecinos que en 2016 acudió a la Justicia debido a que la municipalidad no brindaba mayores detalles sobre lo que había comenzado a construirse. “Ese amparo, que presentamos ante el juzgado Civil, Comercial, de Minería y Familia Nº 9 de San Antonio a cargo de la jueza Vanesa Kozaczuk, terminó resolviéndose mediante la firma de un acta acuerdo. Se pidió que, para despejar dudas, los del Sindicato cumplieran con la presentación de un estudio de impacto que el municipio no les había requerido al iniciar el proyecto. Pero actualmente seguimos con inquietudes sobre la construcción”, reconoció Cardelli.

Esos interrogantes también están perturbando a la Fundación Ambientalista Inalafquen. Recién en diez días, tras un exhaustivo examen del estudio de impacto y de otro informe acerca de la estabilidad de la barranca, esta entidad podrá dar su parecer sobre la seguridad de la iniciativa.

“Es una zona donde el equilibrio del acantilado es muy frágil. Si esa estabilidad, se rompe las consecuencias podrían ser muy serias. Por eso queremos analizar bien los estudios presentados. Los dictámenes los tendremos recién en ese lapso”, aseguró un miembro de Inalafquen.

El cálculo de los alcances ambientales de la iniciativa fue realizado por la Universidad de Río Negro. Mientras que el de estabilidad fue efectuado por Emilio Castillo, un profesional local que se desempeña como referente de seguridad ambiental de la firma Álcalis de la Patagonia (Alpat).

Por lo pronto, la construcción sigue en marcha. Y su reactivación provoca reacciones dispares entre los grutenses. Es que, por un lado, temen por la fragilidad del entorno. Pero por otro valoran los puestos de trabajo que traccionará el proyecto, que en tiempos de crisis en materia de obras tanto públicas como privadas es uno de los pocos emprendimientos relevantes que se iniciaron.

Las Grutas

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.