Riesgo ambiental por crisis de Alpat

Camuzzi se negó a reconectar el servicio de gas a la empresa, pese a la cautelar que advirtió de las negativas consecuencias de un cese abrupto de actividades. Exigen una prueba de hermeticidad.

16 ago 2018 - 00:00

La situación de Álcalis de la Patagonia (Alpat) sigue complicándose. Desde el lunes a las 15 la planta está paralizada porque a causa de una deuda se les cortó la provisión de gas. Ahora la firma Camuzzi se niega a rehabilitar el servicio, pese a una medida cautelar que, horas después del corte, le exigió la reconexión, fundándose en los graves daños ambientales que podría provocar la salida abrupta de actividades.

Alpat argumenta este daño debido a que el corte de suministro provoca que no pueda realizarse un tratamiento adecuado de los efluentes.

La negativa de Camuzzi se hizo pública ayer, pero se concretó el martes a última hora. Tras recibir la notificación del juzgado Nº 9 sobre la medida cautelar, la prestadora del servicio presentó una nota alegando que no efectuará la reconexión hasta tanto Alpat no presente una prueba de hermeticidad del gasoducto que lleva el insumo desde la válvula que lo regula hasta la planta.

Te puede interesar: Por una deuda, le cortaron el gas a Alpat pero una cautelar ordenó la reconexión

Esto complica además la intervención de la Justicia, porque hasta ahora el reclamo de Alpat se fundaba en que el corte de gas se daba sólo por una deuda impaga, y no por ningún tipo de falla en el ducto de la firma que lleva el material desde la red troncal hacia la fábrica.

Una alta fuente ligada a la gerencia de higiene y seguridad ambiental de la empresa alegó que el pedido de Camuzzi era sólo para dilatar la conexión. “No es lógico lo que piden, realizar una prueba de ese tipo requerirá mucho tiempo, y en el amparo que presentamos mencionamos que justamente es contraproducente que se prolongue esta parálisis, por todos los daños que podría acarrear para el funcionamiento futuro de la fábrica y para el medio ambiente, por el manejo de los efluentes” explicó .

Más información: Camuzzi se niega a reconectar el servicio de gas en Alpat

Ayer, la empresa estaba concentrada en la redacción un escrito que presentaría a la Justicia, para fundamentar la negativa a efectuar la prueba de hermeticidad. Mientras tanto, la jueza Vanessa Kozaczuk analiza todavía si tendría competencia o no para resolver la cuestión de fondo del amparo presentado. Ese tema, según los amparistas, se fundaba en la disputa generada por el reclamo de un monto impago. Sin embargo, la introducción de otra variable como el estado en el que se encuentra el gasoducto de Alpat, podría complejizar la intervención judicial. Los empleados de la firma y el sindicato siguieron manifestando ayer su inquietud por la parálisis de la planta, que, en este tiempo, según expresaron, había logrado recuperar “los niveles de producción”, que les hacía pensar en un repunte en medio de la complicada situación financiera.

Gestiones de diputadas en Buenos Aires
Las diputadas Silvia Horne y María Emilia Soria se reunieron con las autoridades del Ente Regulador del Gas (Enargas) y de Camuzzi para tratar la delicada situación de Alpat.
“El daño que produce el corte es mayor que el conflicto que se está planteando por la provisión del gas”, explicó la diputada Horne. Camuzzi planteó que no puede seguir soportando el costo de la deuda y el consumo de volúmenes no programados. Horne dijo que “una de las alternativas es que la provincia de Río Negro pueda usar parte de sus regalías en especie para proveer a Alpat del gas, insumo principal para seguir funcionando”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.