Rehén necesita tratamiento



BAMAKO.- La rehén francesa, única mujer del grupo de siete extranjeros secuestrados en Niger por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y retenidos en Mali, padece un cáncer y no “puede seguir mucho tiempo sin tratamiento”, indicó el domingo un intermediario nigerino. “Vuelvo de donde están los secuestradores en el desierto donde me he reunido con dos representantes del grupo que los detiene: la rehén francesa está enferma y no puede seguir mucho tiempo sin tratamiento”, declaró uno de los intermediarios nigerinos, contactado por teléfono satelitario. Este intermediario viajó a la región del noreste de Mali, cerca de la frontera con Argelina, donde se encuentran retenidos los rehenes. El entorno de un malí que actúa como mediador confirmó esta información y afirmó que “la mujer francesa está enferma. Nos han dicho que ha sido tratada poco tiempo antes de su secuestro, pero debería tener un seguimiento”. Esta mujer, Françoise Larribe, esposa de uno de los cinco franceses secuestrados en la noche del 15 al 16 de septiembre en el emplazamiento de una mina de uranio del grupo francés Areva en Arlit (norte de Niger), habría sido sometida a una quimioterapia poco tiempo antes de su secuestro, según estas fuentes. El intermediario nigerino afirmó también que “los secuestradores están abiertos a toda negociación, afirman que pronto harán saber sus reivindicaciones, pero que la suerte de los rehenes está en manos de ‘todas las tendencias’ de AQMI”. “Los secuestradores han afirmado que los rehenes están en vida y están siendo bien tratados”, añadió el intermediario que dijo “trabajar para ayudar a su país a participar en la búsqueda de una solución”. (AFP)


Comentarios


Rehén necesita tratamiento