Relativizan los casos de desnutrición detectados en el Valle Medio 24-7-03

La directora del hospital de Choele Choel dijo que no son graves, sino que en su mayoría se trata de chicos de bajo peso

CHOELE CHOEL (AVM)- Los casos de desnutrición infantil detectados en Lamarque siguen siendo te-ma de debate en el Valle Medio. Ayer la directora del hospital de Choele Choel y jefa del área de salud de la zona, Marcela Batista, sostuvo que no se trata de casos de desnutrición grave si no de chicos en su mayoría de bajo peso La funcionaria indicó que en la zona se está por debajo de los niveles provinciales y nacionales Batista al igual que su par de Lamarque, Nancy Rieb, indicaron que las cifras dadas con respecto a desnutrición en la ciudad no significan números alarman-tes, sobre todo porque se está realizando un arduo trabajo en las distintas localidades con la ayuda de los municipios y el refuerzo de la ayuda alimentaria.

Desde las fuentes oficiales se mencionó que no hay que ser alarmistas porque no son números preocupantes ni tampoco los chicos se encuentran en riesgo.

«Se trata en casi todos los casos de problemas socio-culturales, que estamos tratando de revertir con distintos trabajos» señaló por su parte Rieb, en diálogo telefónico con «Río Negro».

En el caso de Batista, la funcionaria que llegó al Valle Medio a principios de año, dijo que en la zona las cifras de chicos bajos de peso están por debajo de los niveles provinciales y nacionales. Aclaró también que no se trata de chicos en riesgo sino en etapa uno de desnutrición, en que esta problemática se puede revertir.

Los casos tomaron trascendencia pública a partir de que desde el justicialismo de Lamarque denunciaran que es preocupante el número de chicos desnutridos en la ciudad.

Esta realidad no sólo se vive en Lamarque sino que en otras localidades de la zona se han detectado también chicos con problemas de peso.

En su mayoría desde las comunas y los organismos de salud se indica que se trata de problemas relacionados con la situación social y cultural de la familia, donde influyen distintos factores para que los chicos no estén bien alimentados.

Un ejemplo de esto ha sido también Chimpay, donde se detectaron varios casos de chicos con problemas de peso. En su momento, desde el hospital y desde la comuna, se sostuvo que la tarea principal era tratar de revertir ciertas conductas alimenticias, que perjudicaban a los menores. Sobre todo en aquellas familias donde los padres por cuestiones laborales estaban ausentes durante las horas de almuerzo o cena.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios