Logo Rio Negro

Río Colorado, donde nace la sidra vasca Txapela





Río Colorado también tiene historia en la elaboración de sidras con productos de renombre que han sabido ganarse el paladar de los consumidores.

Allí funciona la Cooperativa de Transformación y Comercialización de Colonia Juliá y Echarren Ltda. (CRC) creada a principios del año 1973 por los productores frutícolas del Valle del Colorado, quienes con su espíritu tenaz y emprendedor buscaron darle otra alternativa a su producción de peras y manzanas.

“Llevamos 48 años trabajando de acuerdo a la misión de los fundadores, creando opciones que valoricen el incansable esfuerzo que implica la producción primaria”, dicen quienes hoy conducen los destinos de la institución cooperativa.
La capacidad instalada de la planta industrial es de aproximadamente 30.000 toneladas de fruta “lo que nos permite vincularnos con productores y empresas no solo del Valle del Colorado, sino también con aquellos que se encuentran en la amplia zona del Valle Medio del Río Negro”, sostienen los integrantes de CRC.

La firma cuenta actualmente con un plantel de 47 colaboradores, quienes durante todo el tiempo de pandemia del Covid 19 se esforzaron para ajustarse a los protocolos establecidos con el objetivo de minimizar los contagios, y de esa forma poder continuar con el procesamiento de frutas sin demasiados inconvenientes.

La Cooperativa de Río Colorado hoy tiene en el mercado la sidra vasca natural denominada Txapela, la sidra Juliá y Echarren Chacras y una sidra natural llamada Teitu.

“Consideramos importante resaltar que la cooperativa cuenta con directivos comprometidos y un plantel de profesionales motivados para continuar innovando y desarrollando productos y procesos de agregado de valor”, respondieron desde CRC frente a la consulta de este medio.

En este sentido “con la sidra Juliá y Echarren Chacras hemos intentado expresa r el orgullo de origen, nuestra pasión por la calidad y el deseo de crecer con un producto auténtico a partir de las manzanas patagónicas, en el contexto de un modelo de gestión asociativo y economía circular”.

La sidra Txapela está elaborada 100% con manzanas seleccionadas del valle de Río Negro y como indica la tradicional receta vasca no contiene azúcar, ni gas, ni agua agregada, mientras que su gasificación natural proviene de la fermentación de las manzanas utilizadas en su preparación.

Para su elaboración Txapela pasa por dos fermentaciones (la ‘alcohólica’ y la ‘maloláctica’), un proceso que lleva entre 3 y 4 meses desde la cosecha de las manzanas de la variedad Pink Lady y luego se procede al envasado.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Río Colorado, donde nace la sidra vasca Txapela