Río Negro adhirió al registro único nacional de adoptantes

La inscripción de los aspirantes será válida en toda la red federal



Archivo

La creación de un único listado permitirá velar mejor por los intereses de niños, niñas y adolescentes en estado de abandono.

VIEDMA (AV).- Ya tiene plena vigencia en Río Negro un procedimiento más rápido destinado a movilizar el registro de adoptantes, tras la confirmación de un proyecto de ley efectuado por la Legislatura provincial. Hay familias que llevan entre seis y ocho años esperando ser padres adoptivos, según los indicadores. El mecanismo establece la adhesión a la ley nacional 25854 y una modificación a la ley provincial 3268 reuniendo como ventajas, según el presidente de la comisión parlamentaria de Asuntos Sociales, Alejandro Marinao (FpV), posibilitar la inscripción única a los rionegrinos con validez en toda la Red Federal, es decir que “los aspirantes a adoptar sólo se inscribirían en el registro de esta provincia y esa inscripción será válida para todas las jurisdicciones de la Red, evitando andar deambulando por otras provincias para lograr la inscripción”. Consideró que ofrece a los jueces provinciales el acceso a las nóminas de inscriptos de las demás jurisdicciones adheridas a fin de procurar familias que posean disponibilidad acorde a las necesidades del niño en cuestión, luego de haber agotado las posibilidades en el registro local. También destacó que garantiza que se agoten las posibilidades de inserción del niño, niña o adolescente en una familia en su mismo lugar de origen para contribuir en la lucha contra el tráfico de niños; la participación de una política registral federal con absoluto respeto a las autonomías provinciales; el acceso vía informática por parte de los inscriptos en el registro provincial sólo a su propia inscripción. Esta suerte de “regionalización” facilitaría que una familia de Bariloche o Viedma pueda convertirse en progenitora de niños o niñas de las cercanías. Marinao, autor de la iniciativa, explicó a “Río Negro” que esta nueva situación “hará más prolijos los trámites judiciales, virtualmente paralizados, y así se evitarán contactos (de familias) por fuera de la ley”. Sobre esto se sabe, que algunas familias deben acudir a otras provincias, provocándose muchas situaciones de ansiedad entre quienes desean adoptar, por extenderse en el tiempo la adopción. Hasta ahora adhirieron al registro la Ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Tucumán, La Rioja, Misiones, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Jujuy, San Juan. Los cambios a la normativa provincial permitirán además a los funcionarios judiciales participar en todas las discusiones a nivel nacional, en cuyo ámbito no podían acceder, por falta de adecuación a las leyes.


Comentarios


Río Negro adhirió al registro único nacional de adoptantes