Río Negro elige diputados, con la segunda banca como disputa principal

La provincia definirá hoy dos nuevos representantes en el Congreso de la Nación. Se presentan dos partidos y cuatro alianzas, que llegan de las PASO con varios desafíos.

Río Negro llegará hoy a las urnas, para la vigésima elección de diputados nacionales desde el regreso de la democracia.

Serán dos los electos, renovando parcialmente la representación provincial en la cámara baja del Congreso de la Nación. En total son cinco miembros y tres de ellos transitan el período 2019-2023.

Los titulares de estas dos bancas surgirán de las seis opciones que aparecerán en 1.693 cuartos oscuros, organizados en 297 escuelas de la provincia.

Por orden numérico, las listas que participarán serán del Partido Socialista, Movimiento al Socialismo, Frente de Todos, Juntos Somos Río Negro, Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad; y Juntos por el Cambio.

Los candidatos principales: Paolo Etchepareborda-Andrea Mancardo (PS), Elena Correa-Aquiles Añazco (MAS), Ana Marks-José Luis Berros (FdT), Agustín Domingo-Mercedes Ibero (JSRN), Norma Dardik-Jorge Paulic (FIT-U) y Aníbal Tortoriello-Adriana Fenouil (JxC).

El padrón está integrado por 560.451 ciudadanos mayores de 16 años y el desafío principal para todo el arco político es aumentar la convocatoria lograda para las PASO del 12 de septiembre, cuando sólo el 67,92% de los habilitados concurrieron a votar.

Las elecciones primarias sirvieron para resolver contiendas internas en dos coaliciones, pero también fueron importantes para definir las hojas de ruta de cada fuerza rumbo a la definición de este domingo.

Juntos Somos Río Negro ganó las PASO y se animó a plantear “la épica” de quedarse con las dos bancas, un desafío que requeriría duplicar los votos del segundo.

El voto de los rionegrinos debería virar de manera significativa para que se presente ese escenario, con el oficialismo superando el 40% (5 puntos más que en las primarias) y los dos partidos nacionales bajando del 20%, después de haber conseguido el 27% (JxC)y 25% (FdT).

De manera que la disputa más relevante aparece centrada en la previa en esa segunda banca, con expectativas dentro de cada una de esas fuerzas que van más allá del espacio en el Congreso.

Juntos por el Cambio -principalmente Tortoriello- proyectan los comicios de hoy como la base de un proyecto provincial para el 2023.

Esa mirada también aparece en el Frente de Todos, que trabajó para recuperar terreno y evitar que se repita el incómodo momento de septiembre, cuando hubo que encontrar explicaciones a un inédito tercer lugar en las urnas de la provincia.

Por su parte, los sectores de izquierda tienen sus propios desafíos de crecimiento, luego de una campaña en la que fue notoria la desigualdad de fuerzas.

Los tres candidatos principales de esos partidos son empleados del Estado y dos -Correa y Dardik- tuvieron que reclamar públicamente para que les concedieran licencias con goce de haberes para poder llevar sus propuestas a diferentes puntos de la provincia.  La postulante del FIT dijo esta semana que finalmente no lo consiguió y terminó pidiendo vacaciones para poder cumplir sus metas proselitistas.

Además del nivel de participación, el dato relevante que dejaron las PASO fue la cantidad de votos nulos y blancos. Sumaron unos 32.500, es decir el 8,5% de los que concurrieron a votar.

La capacidad de la dirigencia para convencer a esos rionegrinos de apoyar a alguna de las seis listas será otra de las conclusiones importantes de la jornada electoral.


Los votos en las PASO


Juntos Somos Río Negro: 124.163 (34,74%)- Juntos por el Cambio: 96.509 (27,04%)- Frente de Todos: 89.615 (25%)- Frente de Izquierda Unidad: 19.040 (5,35%) – Movimiento al Socialismo: 9.496 (2,65%) – Partido Socialista: 9.237 (2,61%).


La historia y una gran deuda: la paridad de género


Río Negro ya eligió 50 diputados nacionales titulares desde 1983.

Esas bancas fueron ocupadas por 44 dirigentes. Cuatro de ellos no terminaron sus mandatos y fueron reemplazados por otros integrantes de sus listas.

El apellido Soria es el que más aparece en el listado histórico. Antes de ser intendente y gobernador, Carlos Soria integró la cámara baja del Congreso desde 1987 al 2003, con tres períodos consecutivos elegido por Río Negro y el último por la Provincia de Buenos Aires.

Su hija María Emilia fue diputada entre el 2013 y el 2019. Renunció en su segundo período, para asumir como intendenta, siendo reemplazada por Ayelén Spósito.

Martín Soria dejó la banca este año, cuando fue designado ministro de Justicia de la Nación. El mandato lo completa Pedro Dantas.

Las otras renuncias fueron las de Horacio Massaccesi, en 1987, luego de ser electo gobernador (lo reemplazó Mauricio Paulino Nuin) y la de Silvina García Larraburu en el 2013, para pasar al Senado. La banca quedó en manos de Josué Gagliardi.

Salvo en la elección inicial de 1983, cuando se eligieron cinco diputados, la provincia alterna y define dos bancas en comicios de medio término y tres en los años coincidentes con las elecciones presidenciales posteriores a la reforma constitucional de 1994.

¿La cuenta pendiente? La paridad de género. En casi cuatro décadas, de Río Negro sólo surgieron 10 diputadas nacionales, un 20% de todos los que caminaron el Congreso representando a la provincia.


Todos los nombres


Década del 80: los que reactivaron el Congreso

1983: Salvador León Matus, Hugo Piucill, Miguel Srur (UCR), Arnaldo González y Jacinto Giménez (PJ).

1985: Horacio Massaccesi (UCR) y Rómulo Barreno (Frente Justicialista de Liberación).

1987: Osvaldo Alvarez Guerrero (UCR), Carlos Soria (PJ) y Roberto Requeijo (Partido Provincial Rionegrino).

1989: Víctor Sodero Nievas (Frente Justicialista Popular) y Oscar Machado (UCR).


Década del 90: la primera mujer

1991: Ana Piccinini, Esteban Rodrigo (UCR) y Carlos Soria (PJ).

1993: Oscar Machado (UCR) y Miguel Pichetto (PJ).

1995 Francisco Salto, Carlos Soria (Frente para el Cambio) y Jorge Ocampos (UCR).

1997: Roberto De Bariazarra (UCR) y Miguel Pichetto (PJ).

1999: Jorge Pascual, Marta Milesi (Alianza) y Ovidio Zúñiga (PJ).


Después del 2000: de radicales a radicales K

2001: Julio Accavallo (Concertación) y Carlos Larreguy (PJ).

2003: Cinthya Hernández, Fernando Chironi (Alianza Concertación) y Osvaldo Nemirovsci (PJ).

2005: Julio Arriaga (FpV) y Hugo Cuevas (Alianza).

2007: Jorge Cejas, Lorena Rossi (FpV) y Juan Carlos Scalesi (Alianza Concertación).

2009: Oscar Albrieu (PJ) y Hugo Castañón (Alianza Concertación).


Después del 2010: el predominio del FpV-FdT

2011: Jorge Cejas, Herman Avoscán y Silvina García Larraburu (FpV).

2013: María Emilia Soria y Luis Bardeggia (FpV).

2015 Martín Doñate, Silvia Horne (FpV) y Sergio Wisky (Cambiemos).

2017 María Emilia Soria (FpV) y Lorena Matzen (Cambiemos).

2019 Martín Soria, Graciela Landriscini (FdT) y Luis Di Giacomo (JSRN)

(Con información de Archivo)


La primera vez que una fuerza provincial llega como banca


De repetirse el resultado de las PASO, las elecciones legislativas de hoy serán las primeras en la historia reciente de Río Negro que no son ganadas por fuerzas lideradas por el peronismo o el radicalismo.

Juntos Somos Río Negro, el partido creado por el exgobernador Alberto Weretilneck luego de la ruptura del Frente para la Victoria provincial, intentó hacer pie en los comicios del 2017, pero su fracaso en las PASO fue tan importante que terminó retirando la lista antes de las elecciones generales.

Cuatro años después, el panorama es más auspicioso para el oficialismo provincial, que apuesta a fortalecer su bloque en el Congreso, proyectando además un trabajo coordinado con el Movimiento Popular Neuquino para consolidar un espacio federal.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios