Río Negro lanza el plan para recaudar 20 millones antes de fin de año

Más de 22.000 contribuyentes podrán adherirse. Habrá menos intereses y bajarán las multas.

VIEDMA (AV).- La moratoria de Río Negro se pondrá en marcha el martes próximo. Sólo de Ingresos Brutos unos 22.500 contribuyentes podrán acceder al plan de regularización. Otros 100 mil deudores de Inmobiliario y Automotores también podrán adherirse al programa, con el cual se estima recaudar más de 20 millones en lo que queda del año.

Además, Rentas sumará en setiembre la alternativa de cancelar con tarjetas de crédito o débito automático. Esa posibilidad fue reconocida por el titular de la cartera impositiva, Guillermo Adrián Martínez.

Inicialmente, el organismo tributario centralizará toda la atención en el plan, que se iniciará el martes y se extenderá al 30 de octubre. Por eso, Rentas confirmó que sus delegaciones abrirán en doble turno. Por la mañana, el horario será de 8 a 12,30 y, por la tarde, entre las 15,30 a 17,30.

Martínez reconoció que los trámites podrían demorarse en las ventanillas del Banco Río Negro SA, por lo que explicó que la situación ya fue evaluada con las autoridades bancarias. «El banco liberará a sus gerentes para extender una o dos horas el horario si fuese necesario», comentó Martínez, según respuestas de la entidad.

Bonificación

El programa de regularización se complementa con la reducción impositiva para los cumplidores. En Ingresos Brutos, esa bonificación está en vigencia desde julio (vence en agosto), con quitas del 45 por ciento en las alícuotas sobre las actividades de bienes y del 20 por ciento en comerciales y servicios. Sólo alcanzará a contribuyentes radicados en la provincia y podrán acceder aquellos que la soliciten en las oficinas, siempre que no tengan deuda o que regularicen sus deudas con adhesión al plan de regularización.

Asimismo, el esquema provincial establece desde enero del 2001 una baja del 10% en Inmobiliario, alcanzando a contribuyentes cumplidores o adheridos al plan de regularización para obligaciones hasta el 30 de noviembre.

La moratoria alcanza a todos los impuestos vencidos al 30 de junio. Establece quitas del 50 por ciento en los intereses de deuda y 75 por ciento en las multas. Además, se fija una escala de interés anual en el financiamiento del 2 al 10 por ciento (actualmente es del 1,5 por ciento mensual), según se trate de 12 a 60 meses. Por pago al contado existiría un plan especial: los intereses de la deuda se reducirán al 75 por ciento y se eliminarán las multas.

El nuevo esquema tributario permitiría a 22.623 deudores de Ingresos Brutos cancelar obligaciones. Los activos suman 32.853 inscriptos y sólo 10.230 contribuyentes no tienen ninguna deuda. Este grupo tendrá reducción de la alícuota desde julio y prevé una caída en la recaudación mensual de 500 mil pesos. En principio, Rentas proyecta ingresos por 20 millones en los próximos cinco meses del 2000.

Por su parte, Inmobiliarios registra 156.184 partidas y Automotores 71.159 dominios. Estos impuestos tienen niveles de cobrabilidad del 55 al 60 por ciento.

Se estima entonces que los deudores superan los 100 mil al concentrar la evaluación en los contribuyentes, al margen de la cantidad de dominios o partidas propias.

Las expectativas están en marcha, aunque en el medio está la situación actual que hará que muchos que quieran de todos modos no podrán ponerse al día.

No serán más de 60 cuotas

En varias resoluciones, Rentas formalizó y reglamentó el esquema impositivo. La resolución 759 -en su artículo 6- precisa que las cuotas no podrán superar el número de 60 meses, con valores que «no podrán ser inferiores a los 50 pesos en Ingresos Brutos y 25 pesos en Inmobiliario y Automotores». También, se establece que «las cuotas vencerán el 20 de cada mes».

Asimismo, esa resolución de Rentas ratifica que el programa de regularización alcanzará «a todos los impuestos con vencimientos operados al 30 de junio del año 2000».

Por otra parte, el organismo impositivo habilita que el contribuyente «podrá adelantar cuotas del plan, a partir de la última cuota del plan y en forma consecutiva».

Asimismo, la resolución 760 ratificó que la bonificación en Ingresos Brutos se aplicará a partir del anticipo 07/2000, que equivale a julio con vencimiento en agosto.

Débito automático y tarjetas de crédito desde setiembre

Río Negro incluirá desde setiembre el pago impositivo «por débito automático y por tarjetas de créditos», según comentó el titular de la cartera impositiva, Guillermo Martínez.

El funcionario reconoció que ese mecanismo ya está avanzado con el Banco Río Negro SA y estimó su incorporación para setiembre. Admitió que podrá tratarse de otro canal de recaudación aunque destacó que ambas alternativas financieras «sólo llegan a un espectro de contribuyentes».

El débito automático -incluido por la AFIP en la última moratoria nacional- significa que los contribuyentes autorizan al banco al descuento en favor de Rentas de montos para pagar cuotas impositivas.

En el otro caso, la retención se concreta a través de la tarjeta de crédito, que pudiese contar el contribuyente rionegrino.

Mientras tanto, Martínez no avanzó en estimaciones de Rentas en relación a la recaudación que proyecta Río Negro con el plan de regularización impositiva, que comenzará el martes próximo.

«Se prevé recuperar la recaudación y cumplir con lo presupuestado», indicó Martínez. Esta pretensión impositiva equivale a unos veinte millones en los cinco meses que quedan para concluir el año. Los recursos tributarios del primer semestre están en 9 millones por debajo de lo previsto.

La recaudación

Ese nivel proyecta 18 millones en el 2000. Además, Rentas estima una caída de 500 mil pesos mensuales por las bonificaciones de Ingresos Brutos a los cumplidores.

Por su parte, en el 2001 incidirá además el descuento del 10 por ciento en el Impuesto Inmobiliario para «aquellos contribuyentes que no registren deudas o estén adheridos al Plan de Regularización Tributaria, si los mismos no son abonados en su totalidad al 30 de noviembre próximo».

Inicialmente, en Rentas se estimó que los tributos adeudados superarían los 50 millones (32 millones corresponde a fiscalización de Ingresos Brutos) pero se explicó que el objetivo central es incorporar al sistema de pago a los morosos. Con cautela y expectativa, en Rentas se advierte que hay que esperar cuál es la reacción de los contribuyentes y la incidencia que pueden tener en la adhesión los planes impositivos ya aplicados por Nación y los municipios.

Descartan cualquier rebaja impositiva

VIEDMA (AV).- El secretario de Hacienda, Pablo Verani, consideró de muy difícil aplicación la solicitud de la Cámara de Comercio, Industria y Producción del Valle Medio respecto a que se modifique por vía de la reglamentación la Ley de Regulación Tributaria 3386 fijando rebajas impositivas y que se extiendan plazos de aplicación.

El funcionario destacó que el gobierno provincial mediante esa norma produjo una innovación en materia impositiva, adoptando medidas que si bien permiten a un número importante de contribuyentes regularizar sus obligaciones fiscales, favorece a aquellos que cumplieron otorgándoles importantes beneficios impositivos.

Enfatizó que «medidas como la bonificación en la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos, como corolario del cumplimiento en término del pago del impuesto, no hacen más que reafirmar el criterio seguido por el gobierno provincial».

Verani señaló que quizás hubiese sido una medida de mayor difusión y alta popularidad una reducción generalizada de alícuotas, pero la ley 3386 desde su gestión tuvo el firme propósito de constituir «una medida ejemplificadora e innovadora».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios