Ríver se hizo fuerte en Córdoba, ganó bien y dio un paso al frente 

Su levantada en el complemento justificó el triunfo.Dos errores de los "gruesos" se le pasaron al referí.



CORDOBA (DyN) - Sustentado por la levantada que experimentó en la segunda etapa, Ríver logró anoche un significativo triunfo por 1 a 0 frente a Belgrano y se ubicó -por ahora en soledad- al frente de las posiciones del torneo Clausura.

El árbitro Angel Sánchez tuvo un desacertado trabajo a partir de un par de fallos totalmente erróneos cuando dejó sin sancionar una clara falta del arquero Ragg sobre Cardetti sin aplicar la "ley del último recurso" y luego no sancionó un clarísimo penal que Medina le cometió a Saviola tomándolo groseramente de la camiseta.

La primera mitad mostró un partido entretenido con un Belgrano bien parado atrás, aunque conciente de sus limitaciones, ante un rival que en la previa era considerado muy superior.

La clave del equipo conducido por "Mostaza" Merlo pasó por el acertado trabajo en la marca que realizó Javier Villareal sobre el "Payaso" Aimar privando así a Saviola de su mejor socio para llegar al gol.

Durante la primera etapa, con Aimar perfectamente controlado y Saviola obligado a ir en busca de la pelota unos metros más atrás, Ríver mermó considerablemente su potencial ofensivo ya que Damián Alvarez, el "otro" pibe millonario, no encontró el ritmo para desequilibrar a la última línea cordobesa.

Tras esa jugada de Ragg que Sánchez dejó pasar, a los 17 minutos un disparo de Cardetti se fue muy cerca del ángulo derecho del arco cordobés.

Belgrano reaccionó sobre los 20 cuando un derechazo de Solana se fue muy cerca del palo derecho de Bonano. A los 36 vino lo mejor de la etapa, cuando Damián Alvarez ensayó una escapada por la izquierda dejando en el camino a Castillo con un vistoso "túnel" y su centro fue capitalizado Por Aimar permitiendo el lucimiento de Ragg que se quedó con el débil cabezazo del hombre de Ríver.

Cuando se terminaba el parcial Carnero enganchó mal un centro de Lujambio y desperdició una inmejorable ocasión de quedar sólo ante el arco.

En la segunda parte Cardetti, con una gran movilidad por todo el frente de ataque comenzó encontrar huecos en el fondo de Belgrano, estableció la apertura del marcador -a los 7 minutos- cuando Aimar le cedió perfectamente la pelota para que el "Chapulín" metiera un perfecto latigazo que dejó sin chances la desesperada estirada de Ragg.

Con el gol de Cardetti, Ríver encontró la tranquilidad necesaria para controlar los tibios embates del equipo cordobés, y también, realizar los cambios necesarios para ir administrando las energías después del duro trajín que significa jugar dos torneos a la vez.

Los cambios determinados por Américo Gallego no resintieron el andamiaje millonario, que de la mano de Alvarez siguió siendo el dominador estratégico del partido ante un rival que ante la adversidad sólo opuso una admirable entereza anímica pese a jugar gran parte del complemento con un jugador menos debido a la expulsión de su defensor López.·


Comentarios


Ríver se hizo fuerte en Córdoba, ganó bien y dio un paso al frente