Roca: exigieron justicia por el obrero rural víctima de abuso sexual

Se trata un hecho ocurrido en plena temporada y denunciado en febrero. Familiares aseguran que el único apresado quedará libre el sábado.



El monumento a la manzana de esta ciudad se vistió de reclamos. La víctima tiene 23 años y, según denuncian, habría sido abusado sexualmente por compañeros de trabajo en la chacra N°216, perteneciente a Moño Azul.

Hoy por la tarde familiares y amigos concentraron en pleno centro de la ciudad para visibilizar y exigir justicia por lo sucedido. Su hermana manifestó que luego del hecho estuvo cinco días desaparecido. Cuando lograron dar con su paradero "no había dormido, no había comido y estaba completamente deshidratado", relató.

Hasta el momento, sólo hay un apresado que podría quedar en libertad el próximo sábado según la parte denunciante.

Foto: Andrés Maripe.

La persona que habría sido atacada por varios compañeros de trabajo, aún no ha podido declarar. Sus allegados explicaron que luego del abuso el joven entró en un estado de shock, motivo por el cual le que quedaron secuelas psicológicas, que le impiden hablar. Aseguran que solo logró comunicar algunos pequeños detalles que fueron utilizados por el padre a la hora de efectuar la denuncia.

Sin embargo, los familiares manifestaron una gran disconformidad con la justicia. Afirman que les denegaron la ronda de reconocimiento, "mi hermano asegura que si los ve los reconoce", indicó su hermana. El único recuerdo nítido del joven, según lo relatado por la chica, es que el hombre que ahora está apresado le "puso algo en la bebida y esperó que caiga nomas".

"Que paguen por lo que hicieron, nos arruinaron la vida. Si esta persona sale en libertad, qué seguridad tenemos que no nos haga nada; yo tengo hijos", dijo angustiada la hermana.

La víctima actualmente está con tratamiento psicológico. "Ahora vive conmigo, porque no puede estar solo, no habla, me pide permiso hasta para abrir la heladera; es otro".


Comentarios


Roca: exigieron justicia por el obrero rural víctima de abuso sexual