La lucha de una paciente oncológica: “No puede ser que tengamos que rogar por salud”

Vanina Cabezas, que es paciente oncológica del Hospital Francisco López Lima de Roca desde hace dos años, denuncia que el sistema de salud pública no le garantiza su tratamiento e intervenciones en los tiempos que corresponden.

05 ago 2018 - 00:00

Hace más de dos años que Vanina Cabezas es paciente oncológica del Hospital Francisco López Lima y desde que le detectaron cáncer de mama tuvo que afrontar muchas dificultades. Denuncia que los tiempos oncológicos son muy delicados y que el sistema de salud de la provincia no garantiza un acompañamiento adecuado y responsable.

“No puede ser que tengamos que rogar por salud”, se queja Vanina. “Los tiempos oncológicos no están regulados y para nosotros el tiempo es vida”, declaró.

En el 2016 le detectaron cáncer de mama y desde ese momento “todo fue una odisea”. “No tenía obra social por lo que comencé a buscar presupuestos para contratar una, pero cuando saben que sos paciente oncológica te ponen muchas limitaciones y descarté la posibilidad de tratar mi enfermedad en el sector privado”.

Comentó que cuando le pidieron una biopsia, tardaron un mes en autorizársela porque desde el hospital le respondían que no tenia los examines previos. “Necesitaba ese estudio de manera urgente, porque cuando finalmente me realizaron la biopsia tenia 5 puntos cancerígenos en la mama derecha, y al mes , cuando me operan ya tenía 23 focos”. Remarcó además que estas demoras generan grandes gastos para el estado, ya que si la operaban antes, evitaba la quimioterapia.

“Para lograr mi operación tuvo que llamar directamente al ministro de salud de Río Negro, Fabián Zgaib. Esto no debería ser así. Lamentablemente terminan muriendo. Pero no te morís por el cáncer, te morís por el sistema de salud, que nos impone un tiempo que no tenemos”, afirmó.

Remarcó que la burocracia del sistema “genera que muchas personas mueran sin ser atendidas”. “Hay gente que se queda esperando una respuesta, pero yo no me puedo quedar sentada, se trata de mi derecho a la salud, no es un capricho. No deberíamos tener que pasar por estas situaciones”.

Respecto a los medicamentos, comentó que nunca llegan a tiempo. “Hay semana en las que no tengo las pastillas y los problemas que me ocasiona soy muy graves”.

En este momento Vanina utiliza un expansor mamario de una mujer que murió y que ni siquiera tiene su medida y se encuentra a la espera de las prótesis mamarias. “Cuando realice los reclamos a Viedma me respondieron que como yo hay miles de mujeres esperando. Es tremendo que las personas que deben garantizar un derecho tan fundamental se escuden en esa idea absurda”, sostuvo.

Pero la solidaridad de las personas siempre está presente, sus familiares y amigos ya se encuentran impulsando una campaña para que Vanina logre comprar sus prótesis. Por eso abrieron una cuenta bancaria donde se los interesados pueden realizar un aporte.

“Hay gente que se queda esperando, pero yo no me puedo quedar sentada, se trata de mi derecho a la salud, no es un capricho”.
Vanina Cabezas pelea contra un cáncer de mama desde el 2016.
Comentó que los medicamentos no se consiguen a tiempo, que si bien todos los meses entrega el pedido nunca sabe cuándo llegan.
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.