Rosario Central se salvó con un penal sobre la hora

Un partido cargado de emociones sostuvo con el América de Cali.



La verdad es que Rosario Central se salvó raspando. Sobre la hora logró empatarle al América de Cali en tres goles, en un partido del Grupo 6 de la Copa Libertadores plagado de lujos y emociones.

El América hizo esfuerzos suficientes para quedarse con la victoria pero debió conformarse con mantener la condición de imbatible en el torneo porque Rosario Central, que necesitaba un triunfo para asegurar la clasificación, nunca se rindió y alcanzó el empate en la última jugada del partido.

América, ya clasificado para la siguiente fase del torneo, dispuso en el primer tiempo de las mejores ocasiones para abrir la cuenta pero una vez fue Buljubasich el que se lució para evitar el gol ante un disparo de Moreno, en otras dos ocasiones Salazar definió con imprecisión desde posiciones ventajosas y, por último, el árbitro chileno Gamboa omitió un claro penal por falta de Marra contra Moreno.

Central deambuló desorientado por el campo de juego en ese pasaje del partido, cuando Gordillo, Erroz y González parecían guardar energías mientras Maceratesi y Pizzi chocaban contra los defensores. Más dinámica mostraban los mediocampistas Zapata y Maturana en el conjunto colombiano, donde se destacaron como fuente inagotable de abastecimiento para Moreno, Salazar y Oviedo, todos adelantados en el campo.

Pero como en el fútbol no siempre la ventaja la obtiene el mejor, Central sorprendió en el minuto 35 con una gran definición de Gordillo y puso el 1-0 .

Tras el descanso, Central se durmió y eso trajo justicia al asunto. En la primera jugada, la defensa local se distrajo y Salazar aprovechó para habilitar a Vargas quien igualó. En el minuto 51, Maturana capturó un balón después de cien rebotes y lo envió a la red con un preciso y potente disparo. Era el 2-1

Los siguientes tramos del juego fueron de ida y vuelta pero con un conjunto colombiano más ambicioso y confiado en las exquisiteces de Maturana y Oviedo. La visita se perdió dos tantos antes del empate de Central en el minuto 56, cuando Maceratesi recibió el balón, eludió al marcador y venció a Barbat con un disparo rasante.

Rosario Central tomó entonces el control y pudo haber anotado el tercer gol, pero Pizzi falló dos veces. Los colombianos volvieron a sacar ventajas en el minuto 76, cuando Gamboa pitó un penal por falta contra Jairo Castillo. El disparo de Maturana lo desvió Buljubasich, luego dio en un palo y del rebote anotó el mismo ejecutor.

Cuando todo parecía sellado, las piernas de Cappelletti se hicieron un nudo con las de Mazziri. Otra vez penal que Pizzi cambió por gol. Y se acabó.


Comentarios


Rosario Central se salvó con un penal sobre la hora