Sale hoy el primer barco con fruta hacia Europa

El Packer Monrovia zarpa a la madrugada desde San Antonio Oeste a Bélgica. Lleva en sus bodegas 3.500 pallets de uvas, duraznos, nectarín, peras y ciruelas.

El «Packer Monrovia» terminaba de cargar ayer los últimos bultos de peras rionegrinas.
PUERTO SAN ANTONIO ESTE (ASA)- Bajo estrictas nor-mas de seguridad, se terminó de cargar ayer el primer envío de la temporada 2003 de fruta del Alto Valle rionegrino, que hoy a la madrugada partirá hacia Bélgica. El buque Packer Monrovia, de bandera liberiana, lleva en sus bodegas 3.500 pallets de uvas, duraznos, nectarín, peras y ciruelas provenientes de esta provincia, Mendoza y San Juan.

Con la mirada de todo el sec-tor frutícola de la región sobre su popa, el Packer Monrovia parte hacia Europa, dejando tras su marcha una amplia estela de esperanzas de que sea éste el comienzo de la reactivación económica para ese importante frag- mento de la sociedad patagónica.

En el puerto creen que se superará la marca de la anterior temporada, cuando operaron en esta estación marítima internacional 109 buques, que transportaron 422 mil toneladas de productos nacionales hacia distintos países del mundo, especialmente Europa y Estados Unidos.

La última operatoria se produjo el 8 de julio de 2002. Seis meses más tarde, se renuevan las expectativas de que millones de divisas ingresen a la región, en un año que se prevé exitoso para la exportación valletana.

Por lo pronto, en rada exterior espera el Atlantic Reefer, mientras que ya están anunciados para mañana el Amer Everest, de bandera chipriota, de 148 metros de eslora, que cargará 4.500 pallets de fruta, el Canterbury, de Bahamas, con 150 metros de eslora, que transportará otros 4.000 y el Barents Bay, de Saint Vincent, que con sus 139 metros llevará 2.800 pallets, todos a Europa.

Lentamente terminaba de lle-gar, al cierre de esta edición, la pera rionegrina. En total unos 120 camiones transportaron la fruta desde su lugar de origen y empaque hasta este puerto.

Por otro lado, en estos días, la política de seguridad de la empresa concesionaria de los servicios portuarios, Patagonia Norte, impuso mayores restricciones para el acceso a la zona portuaria, con controles más severos para evitar cualquier tipo de inconveniente, tanto en el muelle como en los buques.

Las recomendaciones para modificar las reglamentaciones de acceso fueron convenidas en-tre la Aduana, Patagonia Norte y la Prefectura Naval Argentina. Según informaron fuentes de la empresa, uno de los motivos que llevó a poner limitaciones al ingreso de personas al sector concesionado, fueron las obligaciones que el Puerto debe cum- plir con los países a los que se dirigen los buques que hacen escala en esta estación marítima, en relación con la lucha contra el terrorismo.

A partir del 11 de setiembre de 2001, Estados Unidos, por caso, controla los sitios de embarques de navíos mercantes con destino a su territorio para evitar cualquier tipo de infiltración.

Ante los requerimientos internacionales, los organismos dependientes del gobierno nacional junto con la Terminal de Servicios Portuarios idearon estrategias que consisten en la entrega de acreditaciones y cascos identificatorios y la instalación de al menos dos controles en el viaducto, el cual fue cerrado al paso de turistas y visitantes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios