Salir a buscar espacios de expresión artística

Tres artistas plásticas y una profesora de arte se reunieron para dar vida a un grupo cultural autogestionado, a través del cual trabajan y elaboran propuestas para difundir y comercializar las obras de arte contemporáneo en la región.



NEUQUEN (AN).- Hay que animarse a apropiarse del arte, a intimar con los diferentes modos de expresión, saborear los nuevos lenguajes y propuestas, mimetizarse con las vanguardias. Hay que hacer del arte una cotidianeidad más. Para los artistas esto es una aventura siempre y la viven con la adrenalina al límite del desborde. Y eso es precisamente lo que buscan generar en el común de la gente un grupo de mujeres neuquinas que apuestan a la difusión del arte contemporáneo.

Ellas son Viviana Campetti, Estefanía Petersen, Silvina Sosa y Celeste Venica, tres artistas plásticas y una profesora de arte que conformaron el año pasado el grupo cultural Mordedura para acercar el arte contemporáneo al público, desarrollar espacios no convencionales de exposiciones y crear metodologías de capacitación continua. Todo eso apuntando a un objetivo común: hacer del arte moderno algo cotidiano y promover su consumo y su comercialización.

"Buscamos que el artista además de mostrar su arte, tenga una entrada económica; la meta final es poder comercializar la obra de arte contemporáneo y ese trabajo tiene que ver con generar un público que consuma arte y uno de los caminos es mostrarlo", comentó Viviana Campetti.

"Hay una gran resistencia del público en general para el lenguaje del arte contemporáneo, a pesar de que está instalado desde principios del siglo XX. Creemos que a través de nuestra propuesta sin demasiadas pretensiones podemos acercar el arte al común de la gente", agregó Estefanía Petersen.

Entre las propuestas del grupo Mordedura se encuentran el intercambio artístico y académico entre profesores, críticos, curadores y artistas de la región, el país y el extranjero; la producción de muestras e intervenciones urbanas con inserción en la vida pública y privada de la zona y de la ciudad; la creación de un centro de documentación con acopio de material bibliográfico y catálogos y la promoción de investigaciones y elaboración de notas de divulgación.

Uno de los primeros trabajos que encaró el grupo el año pasado, fue el proyecto al que denominaron "Casas", que contempló la realización de una muestra de arte contemporáneo en casas privadas de los barrios neuquinos. En esa oportunidad un habitante del barrio Banco Provincia prestó su casa para que los artistas desplegaran su arte.

Como parte de las actividades programadas por Mordedura, las artistas organizaron también en Buenos Aires la exposición "Vacaciones de la periferia", una propuesta que reunió la producción de Ana Zitti, Ariel Mora y Miguel Villegas. La muestra incluyó fotografías y videos, acompañados por instalaciones, para recrear la idea de conjunto unificado.

Mordedura, grupo autogestionado, armará para este año, una clínica anual, dictada por reconocidos referentes de la escena cultural nacional, y continuarán con el proyecto de llevar el arte a los espacios no convencionales.

"Creemos que es posible un cambio e el modo de acercarse al arte contemporáneo en Neuquén, teniendo en cuenta las múltiples propuestas que aparecen aisladas, la continua formación de grupos de autogestión y la difusión y valoración nacional e internacional del arte contemporáneo. Sumado todo esto a la escasez de espacios oficiales dedicados a la difusión de estas actividades", sintetizaron las artistas neuquinas.

Mordedura busca ahora nuevos desafíos y gente que los quiera asumir.


Comentarios


Salir a buscar espacios de expresión artística