Se corrió el telón del mercado oculto




La Anses difundió un estudio que permite mirar el mercado informal del trabajo en Neuquén. Es, después del empleo privado, el más numeroso.


Al conocerse los datos hacia adentro de la masa “oculta” que recibió el Ingreso Familiar de Emergencia en Neuquén, se tuvo un panorama social de la realidad del mercado laboral neuquino en un contexto de paralización de la economía.

Según el Ministerio de Trabajo de la Nación, en Neuquén hay 114.800 trabajadores en blanco. El último dato estadístico que dio a conocer la cartera de Claudio Moroni detectó una baja de casi 6.000 puestos de trabajo desde abril del año pasado al mismo mes de este período. Es decir que en un año se arrojó a la desocupación o a la informalidad una masa de población económicamente activa similar al 10% del conjunto de empleados públicos que tiene la provincia.

Desde abril a la fecha, la actividad privada atraviesa una situación de paralización por la pandemia, por lo que no es arriesgado suponer que la pérdida de empleos será superior. El empleo en blanco o formal es el que está registrado con aportes al sistema previsional y asistencial. Quedó atrás la estadística que marcó a Neuquén, en 2019, como la provincia que más empleo formal creó, a razón de 5,7 por día.

El informe de la Anses apuntó que 103.390 neuquinos recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia, de los cuales el 56% son mujeres y sube a 63,98% si se pone la lupa en la franja de edad de 18 a 34 años.


El gobierno neuquino difundió que un 35% de la población no tuvo consecuencias económicas y se apunta a reactivar su consumo en los comercios.


El documento del organismo nacional observa la luz de alarma (en el país hay realidades más graves) porque considera que sus causas no obedecen exclusivamente a la situación extraordinaria de la pandemia mundial, sino que presenta rasgos estructurales.

Al analizar la penetración del IFE en las provincias se observa una marcada focalización en aquellas que presentan los indicadores sociales que reflejan una mayor situación de vulnerabilidad. La mayoría de la población beneficiaria alcanzada por el IFE no tiene la posibilidad de acceder a un empleo formal como consecuencia de una problemática estructural.

El estudio describió que “las elevadas tasas de trabajo informal en el mercado de trabajo y la fragilidad de muchos sectores ante situaciones imprevistas quedan evidenciadas”.

La fragilidad y rasgos estructurales de la provincia de Neuquén se relacionan con la economía del campamento que levantó una gran expectativa con base en la explotación hidrocarburífera. Generó una fuerte tensión social que habilitó la migración interna, en primer lugar, y extraprovincial, en segundo lugar.

El gobernador Omar Gutiérrez presentó un plan de salvataje con exenciones impositivas y créditos blandos al sector comercial. Hizo un diagnóstico del escenario provincial al recordar que dialoga y escucha a los distintos actores económicos. Indicó que organiza herramientas para la preservación y el cuidado de las fuentes de trabajo.

El plan busca, acotó, estimular el consumo porque “hay un retraso del consumo”. Especificó que “el 35% de las personas no ha tenido grandes consecuencias económicas y el resto está en una situación intermedia porque tuvo algún impacto y vio disminuidos sus ingresos”.

Se supone que buscará que ese 35% sea el que reactive las alicaídas ventas del comercio que es el 18% de lo que se produce en todo un año en la provincia y que engloba a 10.000 unidades económicas.

Más allá de los diagnósticos, es la actividad hidrocarburífera la que inyecta oxígeno a la economía estatal, que se nutre de sus ingresos por regalías e impuestos, y la privada que derrama empleos directos e indirectos. Tras la reunión de Gutiérrez con Alberto Fernández, la diputada Alma Chani Sapag tomó la palabra mientras la escuchaba el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y puso sobre la mesa la preocupación neuquina por lo que, entiende, falta de definición de reglas desde el gobierno nacional. “Han cerrado industrias porque no alcanza el gas”, dijo, y alertó que los hidrocarburos volverán a ser el talón de Aquiles de la Nación.


Comentarios


Se corrió el telón del mercado oculto