Se fue del paraje a los 12 años y ahora volvió como odontóloga

Brenda Rojido cursó la primaria en Prahuaniyeu y no había vuelto a ese pequeño lugar del sur rionegrino hasta la semana pasada. Junto a otros estudiantes de la facultad de Odontología de Allen, viajó a atender a los vecinos que la vieron crecer.



Cuando era niña, Brenda Rojido vivió en el paraje Prahuaniyeu, a 70 km de Los Menucos, donde cursó la primaria. Con los años, decidió estudiar odontología en Allen. Hace dos semanas pudo volver a la Línea Sur con otros estudiantes para atender a los vecinos que la vieron crecer.
La actividad de extensión la realiza la Universidad de Río Negro y se llama “Un programa en boca de todos”.


Brenda tiene 24 años y nació en Roca, pero vivió casi toda su adolescencia en Los Menucos. En 2001 su mamá, que es docente, fue trasladada a Prahuaniyeu para hacerse cargo de la dirección de la escuela primaria de ese lugar. Allí cursó sus estudios y luego terminó la secundaria en Los Menucos.

Brenda nació en Roca, pero en 2001 se mudó a Prahuaniyeu.


“Me puse a investigar que podía estudiar y me gustaba odontología. Buscando, me enteré que estaba en Allen en la Universidad de Río Negro”, contó la joven que cursa su cuarto año de carrera.
La última vez que había estado en Prahuaniyeu fue cuando terminó de cursar el primario. Por eso, este regreso era tan importante.

El sábado 13, junto a cinco docentes, 12 estudiantes, una asistente dental y un técnico protésico, fueron al lugar. “En Prahuaniyeu hicimos el primer contacto con la zona; vimos a la población. No me imaginaba volver, fue emocionante”, expresó.


Brenda contó que llegaron a la sala médica y los recibió la agente sanitaria que la conocía desde pequeña.

“La gente quiere que volvamos, para ellos es muy importante la atención odontología. También porque se acuerdan de mí y de mi mamá, que fue directora de la primaria de ese paraje”

Brenda


El regreso ya tiene fecha: será en septiembre.


Luego de estar en Prahuaniyeu se dirigieron hasta Aguada de Guerra, otra localidad de la Línea Sur que también visitaron el año pasado.

“La gente estaba muy agradecida y el comisionado nos felicitó, porque pudo ver el trabajo que se hizo en esos días”, dijo Brenda.

“Muchos vecinos volvieron atenderse con nosotros y nos trajeron comidas ricas. Son muy agradecidos también”, contó.

El grupo de estudiantes y docentes de la Universidad de Río Negro que compartió este viaje de estudios y atención.


Brenda quiere recibirse y poder trabajar en la Línea Sur donde se vivió casi toda su adolescencia.

156 pacientes


El programa “En Boca de todos”, lleva unos años realizándose y fueron atendidos unos 156 pacientes de distintas localidades de la Linea Sur.


Solo en esta oportunidad se atendieron a 35 personas y se realizaron tratamientos integrales que incluyen: promoción, prevención, prácticas de cirugía, periodoncia, endodoncia, operatoria y prótesis.

Futuros médicos viajan a la Línea Sur


Un grupo de alumnos de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC, también viajará a la Línea Sur para hacer actividades sanitarias de asistencia, promoción y prevención de la salud de los más pequeños .

Es el tercer año consecutivo que los futuros médicos, junto con docentes de la carrera, hacen esta experiencia. Y esta vez, el viaje será el 16, 17 y 18 de mayo, a Los Menucos.


Como el proyecto, que nació desde la cátedra de Pediatría, no cuenta con financiamiento, piden colaboración:desde elementos para armar botiquines, a medicamentos o alimentos no perecederos y frutas, que se pueden acercar a la sede universitaria de Cipolletti.


Comentarios


Se fue del paraje a los 12 años y ahora volvió como odontóloga