“Ser del MPN no es un pecado”

NEUQUÉN (AN).- Evaldo Moya llegó al Tribunal Superior de Justicia luego de atravesar un áspero período de impugnaciones. Lo cuestionaron por su supuesta falta de antecedentes, su presunta condición de deudor alimentario (que ayer volvió a negar) y por su cercanía con el gobernador Jorge Sapag. Durante la entrevista negó ser amigo del gobernador, pero reconoció que se afilió al Movimiento Popular Neuquino “por convicción”. “La carrera judicial termina técnicamente en camarista, éste es un cargo político porque me imagino que te ven el perfil. Ideológicamente yo seré del Movimiento Popular Neuquino, que no es pecado creo yo, pareciera que lo fuese, pero la mayoría (de los demás vocales) son del Partido Justicialista”. Consultado sobre la democratización judicial, dijo: “No entiendo qué es, pero comparto lo que dijo Zaffaroni: se pauperiza la Justicia porque pasás a tener jueces por elecciones, con compromisos y promesas”. En cuanto a la posibilidad de que Sapag renuncie para luego volver a presentarse en 2015, no quiso responder. “No estudié el tema, y si lo hubiera estudiado no podría decir nada porque integro el Tribunal Superior y la justicia electoral”.


Comentarios


“Ser del MPN no es un pecado”