“¿Será importante la escritura para nuestras vidas?”





La escritura está en nuestras manos, sólo tenemos que dedicarle tiempo y encontrar la llave que abra esa enorme “puerta” a la imaginación. Pero hay una condición para poder liberarla y es la voluntad de querer superarse día a día. Quizás no lleguemos a ser grandes escritores pero sí grandes pensadores de la vida. No quisiéramos escribir por venganza como le pasó al italiano Ferdinando Camón que, en “Escribo por venganza”, dice: “Todavía recuerdo dentro, esa venganza como justa, santa, gloriosa. Mi madre sabía escribir sólo su nombre y apellido, mi padre un poco más”. Que no nos pase lo mismo a nosotros, porque sería muy triste ver a toda una sociedad escribir por venganza. Recuerdo que de niña era muy difícil llegar a la escuela, porque teníamos que hacer muchos kilómetros caminando y a veces a caballo. Al pasar los años uno valora más el poder aprender a leer y escribir, quizás porque antes costaba más, “eran otros tiempos”. Pensar que hay gente que se aprovecha de aquellas personas que no saben leer ni escribir… Quisiera decirles a esas personas que los ayuden, porque no cuesta nada detener un momento el tiempo para ayudar a otros que lo necesitan. También es importante que cada uno de nosotros pueda dar un sentido a nuestras vidas y encontrar la energía para escapar de los “callejones” sin salida. Siento que se me juntan todas las letras y se me hace difícil comprenderlas, por ahí me desespera esa situación y pienso que nunca voy a poder leer y escribir. Quiero y tengo muchos deseos de seguir aprendiendo. Hoy me encuentro estudiando a los 42 años; mi padre tiene 73 años y también está estudiando. Para mí es un orgullo saber que a cualquier edad uno puede seguir aprendiendo nuevas cosas. Como dice mi maestra, el conocimiento nunca se acaba y siempre hay algo nuevo por aprender. Somos estudiantes del CEC, centro educativo para adultos, y nuestra profesora es Mónica Patricia Henoch. Marta del Carmen Melillan, DNI 22.474.144; Susana Elena Pichihuinca, DNI 26.537.015; Delia Catalán, DNI 21.380.524; María Susana Catalán, DNI 29.399.909; Inés Flores, DNI 22.017.890; Graciela Quidulef, DNI 25.137.183; María Angélica Quidulef, DNI 31.234.738 Lonco Luan

Marta del Carmen Melillan, DNI 22.474.144 Susana Elena Pichihuinca, DNI 26.537.015 Delia Catalán, DNI 21.380.524 María Susana Catalán, DNI 29.399.909 Inés Flores, DNI 22.017.890 Graciela Quidulef, DNI 25.137.183 María Angélica Quidulef, DNI 31.234.738 Estudiantes del Centro Educativo para Adultos Lonco Luan


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“¿Será importante la escritura para nuestras vidas?”