Servicio Civil Voluntario: una idea improvisada al calor electoral

Análisis de la decisión de implementar el Servivova, anunciado por la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Todos lo sabemos. Hay más de un millón de jóvenes que no trabajan ni estudian, y es imprescindible darles contención. Pero no con planes apresurados, compelidos por los tiempos electorales, como el anunciado Servicio Cívico Voluntario en Valores.


La presentación escueta de la ministra Bullrich basada en un decreto ambiguo, no permite conocer pormenores, plazos y objetivos concretos del “Servivova”.


La funcionaria habló genéricamente de formación, manejo de drones y fines asociados al voluntariado. Se anuncia una “experiencia piloto” que ni siquiera los responsables de llevarla a cabo en contados días –como el Escuadrón de Gendarmería de Bariloche– conocen bien.Recién hoy serán puestos al tanto.


Un programa planificado nos permitiría saber si se trata de una buena idea que sirva para suministrar capacidades y ocupación a, al menos, una porción de los jóvenes argentinos que viven un drama.


Es posible también que haya otros proyectos complementarios o alternativos. Requerirían de una rigurosa exploración.


Tampoco los prejuicios deberían derribar una idea, sobre todo a partir de mitos construidos alrededor de Gendarmería a raíz del caso Maldonado. La institución tiene buenos docentes universitarios y talleres que pueden tener un útil destino.


Pero, por ahora, se advierte una propuesta improvisada en la que abundan las preguntas.


Comentarios


Servicio Civil Voluntario: una idea improvisada al calor electoral