Siempre tendremos hazaña

Barcelona logró algo único: levantó un 0-4 e hizo llorar a París. El local se puso a tiro con un penal de Messi, pero Cavani pareció liquidar la serie. En los últimos minutos surgió Neymar en todo su esplendor y Sergi Roberto estampó el 6-1 decisivo.



#

Sergi Roberto y el festejo desaforado. Un desahogo merecido para Barcelona, que buscó por todos lados y tuvo premio al final. (Foto: ap )

Exterior

La hazaña fue posible. Con un gol en el minuto 95 de Sergi Roberto, Barcelona derrotó 6 a 1 al París Saint Germain y lo eliminó en octavos de final de la Champions League. En el medio, claro, pasaron mil cosas que demuestran que el fútbol es mucho más que el deporte más popular.

Desde el juego, hubo dos equipos con intenciones totalmente opuestas. El local buscó el arco rival por todos los medios posibles, incluso sin mostrar su mejor versión. Del otro lado, PSG se apoyó en el 4 a 0, jugó muy retrasado en el campo y no sostuvo la posesión de la pelota.

Entre la ambición del Barça y la mezquindad de la visita, gran parte del partido se desarrolló en campo del equipo francés.

Para colmo, a los 2 minutos Luis Suárez empujó al gol una pelota suelta en el área. Cada centro, generó terror en los once vestidos de blanco.

El juez Denis Aytekin no vio un claro penal de Mascherano, que tocó el balón con su brazo adentro del área.

Las situaciones del equipo Culé fueron remates de Neymar y Lionel Messi desde afuera. El 2-0 llegó cerca del final del primer tiempo cuando Andrés Iniesta aprovechó un error garrafal de Marquinhos y tiró un taco bárbaro en el área, que derivó en el gol en contra del lateral Kurzawa.

Con más ímpetu, Barcelona fue a buscar la clasificación y quedó muy cerca con el penal que le cometieron a Neymar en el inicio del complemento y Lionel Messi cambió por gol con mucha autoridad.

Sin embargo, el local empezó a mostrar grietas atrás. Edinson Cavani estrelló un remate en el palo. Sobre el cuarto de hora, el uruguayo aprovechó la siesta de Rakitic y la asistencia de Kurzawa para anotar el ansiado gol de visitante.

Tras este tanto, el Barça pareció tener los brazos caídos. Ángel Di María dispuso de una chance de liquidar la serie, pero demoró una eternidad y la tiró afuera apurado por Mascherano.

Neymar pegó una patada típica producto de la calentura por ir perdiendo. El alemán le perdonó la vida y en el final el brasileño dio vuelta la taba. A los 42 dibujó un tiro libre delicioso desde una posición casi imposible. Dos minutos más tarde, el alemán cobró penal tras una simulación de Suárez, que el propio Neymar cambió por gol.

Con el envión del final y la sorprendente mezquindad del PSG, llegó la hazaña. Ney se vistió de héroe y metió un centro genial para que Sergi Roberto empujara al gol y desatara la locura.

A falta de elaboración y funcionamiento, apareció la garra de un equipo ganador. Luis Enrique sonríe tras varios días difíciles y Unai Emery tiene mucho por trabajar, si es que continúa en el cargo después del papelón.

Números

de la remontada

En el otro encuentro del día, Borussia Dortmund superó 4 a 0 al Benfica con un hat-trick de Aubameyang y clasificó a cuartos. Cervi y Salvio fueron titulares.

Datos

2
Los equipos que levantaron un 0-4 en torneos de clubes a nivel continental. Barça ayer y Central en la Conmebol 95’.
7
Los minutos que pasaron entre el 4-1 de Neymar y el 6-1 de Sergi Roberto.
En el otro encuentro del día, Borussia Dortmund superó 4 a 0 al Benfica con un hat-trick de Aubameyang y clasificó a cuartos. Cervi y Salvio fueron titulares.

Comentarios


Siempre tendremos hazaña