Sigue en riesgo de derrumbe una punta de barda en Regina

La intendencia presentó el proyecto para demoler ese sector porque están en peligro un grupo de viviendas. El Deliberante lo está analizando.



#

Operarios del municipio controlan constantemente la situación en el acceso norte.(Foto: néstor salas )

El Concejo Deliberante reginense comenzó a evaluar ayer una propuesta presentada por el Ejecutivo municipal para derrumbar una punta de la barda norte ubicada sobre el camino Jorge Horacio Santángelo y por encima de un grupo de seis viviendas del barrio La Grava. La inciativa se tomó debido a que desde hace varios meses está en riesgo de caerse por grietas y microgrietas que se detectaron en el sector.

Ya el año pasado el exintendente Luis Albrieu había analizado la posibilidad de realizar una voladura controlada del sector, aunque finalmente la medida no fue recomendada porque aumentaba los riesgos para las unidades habitacionales ubicadas más abajo.

El tema comenzó a ser tratado en el cuerpo deliberativo local a partir de un pedido realizado por el intendente Daniel Fioretti para que autorice la contratación directa de la firma Mont Jasper’s para realizar la voladura de ese sector y de esta forma poder recuperar uno de los caminos de acceso a la barda norte el cual se encuentra clausurado desde el año pasado, y a su vez eliminar los riesgos para las viviendas ubicadas más abajo.

Durante la sesión especial que se realizó ayer el grupo de concejales sobre el mediodía, a la que asistieron asesores del Consejo de Planificación y Desarrollo, el intendente Fioretti y funcionarios del Ejecutivo, se escucharon voces a favor y en contra de la posible contratación de la empresa para realizar la voladura del sector.

No obstante la sesión quedó en un cuarto intermedio cuando desde el bloque de la UCR se planteó contar con un seguro para hacer frente a los daños que se pudiera ocasionar a esa zona, y en especial a los que viven más abajo de la ladera, por el accionar de la empresa para derribar la punta de sierra en riesgo de caerse sorpresivamente, lo que sería mucho más complejo por el peligro que encierra la caída de toneladas de tierra.

El inconveniente sobre esa ladera fue detectado en abril de 2015 cuando en forma natural se produjo el derrumbe de una importante cantidad de piedras que bloquearon el camino Jorge Horacio Santángelo de acceso a la barda norte y que era muy utilizado por los vecinos, no solo para paseo, sino para la actividad deportiva.

Una norme grieta

A partir de la revisión que se hizo en el lugar por parte de expertos se detectó que una punta de la barda, de alrededor de 20 metros de ancho por 9 de largo estaba en riesgo de caerse por la presencia de grietas y microgrietas que se fueron formando de manera natural.

En ese momento desde el ejecutivo se planteó realizar una voladura controlada, aunque la opción fue desechada por los riesgos, dado que ningún experto aseguraba que el trozo de la barda cayera al suelo sin provocar daños sobre el camino y las viviendas.

Por este motivo se decidió construir un terraplén para contener la caída de las rocas que se desprendieran de manera natural, aunque el talud nunca se terminó de construir.

Desde abril el camino se encuentra inhabilitado para su uso, y la actual gestión retomó el proyecto para hacer un derrumbe controlado con la contratación de una empresa para llevarlo adelante, y de esta forma poder nuevamente recuperar el camino y eliminar los riesgos para las viviendas ubicadas más abajo.

El pedido de tirar esa parte de la barda ya se presentó el año pasado, ahora analizan contratar a una empresa que lo concrete.

Alerta

Datos

El pedido de tirar esa parte de la barda ya se presentó el año pasado, ahora analizan contratar a una empresa que lo concrete.
2015
el gobierno municipal detectó problemas en la punta de la barda y que ponía en peligro viviendas bajo la ladera.

Comentarios


Sigue en riesgo de derrumbe una punta de barda en Regina