Sigue la angustia por Nicolás Garnil



BUENOS AIRES (Télam).- El joven Nicolás Garnil cumplió ayer su vigésimo día de cautiverio mientras vecinos del partido de San Isidro se acercan diariamente para brindar solidaridad y apoyo a su familia.

La familia Garnil aguarda novedades y espera que su hijo regrese sano y salvo a la casa, en tanto todos los días recibe el apoyo de vecinos e integrantes de distintos sectores de la comunidad que le brindan su apoyo en este difícil momento. El viernes, alumnos del nivel polimodal de San Isidro, junto a vecinos y distintos integrantes de la comunidad, realizaron una misa para pedir la pronta liberación del estudiante de 17 años por quien una banda exige un elevado rescate.

La ceremonia se hizo en el Colegio Marín y fue convocada por alumnos del nivel polimodal e integrantes de distintos sectores de la sociedad.

La banda se comunicó con la familia y exigió el pago de 300 mil pesos de rescate, a partir de lo cual se inició una negociación que incluyó una prueba de vida, aunque el chico permanece aún cautivo. Mientras se aguarda la resolución del caso, los vecinos de San Isidro diariamente manifiestan su solidaridad con la familia, mediante la entrega de cartas y estampitas en el buzón de la casa familiar.


Comentarios


Sigue la angustia por Nicolás Garnil