Silicon Valley va a la justicia contra Trump por su decreto migratorio

Apple, Microsoft y otras noventa y cinco empresas que contratan a miles de inmigrantes pidieron ser amicus curiae en la causa que las fiscalías de Washington y Minnesota iniciaron contra el polémico decreto del presidente de Estados Unidos.



Casi un centenar de empresas tecnológicas y dos exsecretarios de Estado presentaron demandas ante la justicia de Estados Unidos contra el decreto antiinmigratorio de Donald Trump, mientras el presidente continuó desafiante ante la dura batalla legal que hasta ahora deja en suspenso la polémica medida.

Se trata del más reciente capítulo de una historia que se inició el 27 de enero, cuando Trump prohibió el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen y suspendió la llegada de refugiados.

Gigantes de Silicon Valley como Apple, Facebook, Google, Microsoft y Twitter presentaron en la noche del domingo un documento legal ante el tribunal federal de apelaciones de San Francisco contra el decreto de Trump.

El texto suscrito por 97 representantes de la industria tecnológica, que contrata a miles de inmigrantes, denuncia que la orden presidencial “inflige un daño significativo a los negocios estadounidenses, a la innovación y al crecimiento”, según una copia del mismo divulgado por la prensa local. (Ver recuadro)

Ese documento respalda una demanda en curso contra el decreto, cuya aplicación fue suspendida el sábado.

Las compañías argumentan que la orden presidencial perjudica el reclutamiento y el mantenimiento de personal talentoso, amenaza las operaciones del negocio e impide a las empresas atraer inversiones a EE.UU.

El viernes por la noche, el juez federal de Seattle (estado de Washington) James Robart emitió una orden temporal válida en todo el territorio estadounidense que se tradujo el sábado en una suspensión de las restricciones impuestas por el decreto.

Ese mismo sábado el Departamento de Justicia interpuso una demanda ante la corte de Apelaciones de San Francisco para restablecer inmediatamente las medidas. Sin embargo, el tribunal la rechazó el domingo.

En paralelo, un grupo de figuras del Partido Demócrata, entre ellas los exsecretarios de Estado John Kerry y Madeleine Albright, pidieron a la corte federal de apelaciones que mantenga la suspensión de la prohibición migratoria. Argumentaron que el decreto presidencial “fue mal concebido, mal implementado y mal explicado”.

Trump lanzó ayer una catarata de feroces tuits defendiendo su política y atacando al juez de Seattle que bloqueó la aplicación de su decreto.

“No puedo creer que un juez exponga al país a tal peligro. Si algo sucede, ténganlo por responsable”

Trump cargó contra el juez que bloqueó su decreto.

El 30% de empleados

son inmigrantes

“Los gigantes de Silicon Valley” ya habían expresado su indignación hacia el decreto de Trump porque lo consideraron un ataque directo no sólo a sus valores sino también a su negocio. Mark Zuckerberg, fundador de la red social Facebook, difundió también que estaba “preocupado por el impacto de las recientes órdenes ejecutivas”.

Hay que tener en cuenta que al menos el 30 por ciento de los empleados de las principales firmas son inmigrantes.

Datos

“No puedo creer que un juez exponga al país a tal peligro. Si algo sucede, ténganlo por responsable”

Comentarios


Silicon Valley va a la justicia contra Trump por su decreto migratorio