Siria: Obama no logra despejar el escepticismo

En EE. UU. difundieron videos de varias masacres.



#

Ayer se produjeron duros combates en Siria y los rebeldes conquistaron el poblado cristiano de Maalula.

AP

PARIS/WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos intensificó ayer las gestiones para intentar sumar apoyos tanto internos como internacionales para una eventual intervención militar en Siria, pero sigue enfrentado escepticismo y resistencias en los dos frentes.

Mientras en París el secretario de Estado norteamericano John Kerry se reunía con los cancilleres de la Liga Árabe y anunciaba una condena unánime al gobierno sirio, en Washington el Senado difundió videos en los que se ve a niños sirios víctimas de un presunto ataque químico.

Sin embargo, el presidente sirio, Bashar al Assad, negó una vez más en una entrevista con el canal estadounidense CBS estar detrás del ataque químico en las afueras de la capital siria el 21 de agosto pasado. (Ver aparte)

La Casa Blanca afirmó ayer que una “prueba de sentido común’’ dicta que el gobierno sirio es responsable del ataque. Sin embargo, admitió que el gobierno carece de la “evidencia irrefutable y más allá de toda duda razonable’’ que piden los estadounidenses escépticos, incluidos legisladores que comenzarán esta semana a debatir si autorizan o no el ataque.

Luego de una semana de intensas negociaciones y audiencias públicas y a puerta cerrada en el Congreso estadounidense, la Casa Blanca volvió a intentar involucrar a la opinión pública en el debate sobre Siria.

El Comité de Inteligencia del Senado, controlado por el oficialismo, publicó en su página web una serie de videos en los que se ve a un grupo de niños sufriendo convulsiones tras un supuesto ataque con gas sarín en las afueras de Damasco el 21 de agosto pasado. “Las imágenes servirán para sensibilizar al pueblo estadounidense de que esto no es simplemente un intervención, que es un ataque militar para detener este tipo de atrocidades”, explicó Bill Richardson

En el plano internacional, el gobierno de Obama continúa en la búsqueda de apoyos bilaterales. Por eso apenas un día después de reunirse con los cancilleres de la Unión Europea en Lituania y no obtener apoyos concretos para un posible ataque contra Siria por fuera de la ONU, Kerry se sentó con la Liga Árabe y anunció que “todos coinciden en el uso deplorable de armas químicas por parte de Al Assad”. Pese a que Kerry aseguró que “todos entienden que las decisiones tienen que tomarse en las próximas 24 horas”, el gobierno francés, principal aliado en los planes bélicos de Obama, descartó un ataque inminente.

Según Los Ángeles Times, el Pentágono tiene planes de ataques que irían más allá de los 50 blancos inicialmente designados y que durarán tres días, con el objetivo de alcanzar a las fuerzas dispersas leales al régimen.


Comentarios


Siria: Obama no logra despejar el escepticismo