Abusaron de una perra en un barrio de Cipolletti, advirtió Funpabia

Carola, una perra de tres años, estuvo desaparecida unas horas. Luego, regresó a su hogar herida y el veterinario confirmó había sido abusada con un palo.





La fundación Patagónica Para el Bienestar Animal (Funpabia) de Cipolletti alertó a los vecinos del barrio Las Calandrias sobre una perra que fue abusada en esa zona. La perrita Carola estuvo desaparecida unas horas y cuando regreso los dueños vieron que presentaba lastimaduras en el cuerpo. Luego de varios exámenes el veterinario les informó que había sido abusada. 

Valeria, rescatista de Funpabia, relató el impactante hecho que sufrió Carola. «La perrita solía salir a la vereda con su familia, ese día tardó más de lo normal en volver. A la madrugada apareció llorando en la puerta y con lastimaduras. En principio pensaron que había peleado con otro perro, porque uno no se imagina que puedan abusar de un animal».

La familia de Carola comenzó a notar que las deposiciones de la perra tenían sangre y notaron lastimaduras en la zona del ano y la vulva. Cuando fueron al veterinario le realizaron exámenes de rutina para descartar que sea una infección o algún problema gastrointestinal. 

«El veterinario dudó mucho a la hora de dar el diagnóstico de Carola. Le dijo a la familia que había sido abusada con un palo y le comentó que ya han recibido más de un caso en ese barrio. Según el veterinario en la plaza hay gente que hace ‘esas travesuras'» comentó Valeria.

Desde la protectora de animales resaltaron que lo triste de la situación es que no hay a quien recurrir para realizar la denuncia, tampoco han identificado al agresor. «Siempre recomendamos que las mascotas no salgan solas a la calle. Y que los dueños traten de ponerles collar para identificarlo» agregaron. 

Funpabia, una red que busca el bienestar animal

La fundación y sus voluntarios se dedican a rescatar perros en situación de calle. Actualmente cuentan con 10 caniles en los que ubican a los canes más 30 perros en hogares de tránsito a la espera de una familia. 

“Todo lo hacemos a pulmón y con colaboración de los vecinos de Cipolletti. Ellos nos ayudan con los gastos veterinarios y alimento”, compartió Valeria. Hace 12 años trabajan de lunes a lunes de manera voluntaria para proteger a los animales de la ciudad. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Abusaron de una perra en un barrio de Cipolletti, advirtió Funpabia