Casi un mes sin clases solo por no tener transporte: nadie se acuerda de esta escuela de Fernández Oro

Se trata de la escuela rural N° 40. En junio desde Provincia dejaron de pagarle a los choferes del transporte, hace tres semanas estos cesaron sus tareas.

Hace tres semanas, los estudiantes de una escuela rural de Fernández Oro no pueden asistir a clases porque no cuentan con el servicio de transporte escolar. El conflicto surge a raíz de que desde Provincia cesaron con el pago a la empresa a cargo del servicio. Según las familias de la institución, no es la primera vez que pasa.

La comunidad educativa de la escuela rural n° 40 de Fernández Oro afronta, hoy, la imposibilidad de asistir a clases. Esto se debe a que la empresa a cargo del transporte escolar decidió dejar de prestar el servicio por falta de pago a los choferes.

Según explicaron las familias de la institución, los conductores no reciben su pago desde el mes de junio. Y hace tres semanas decidieron no continuar con el servicio. Además, aseguran que esta es la segunda empresa que pasa por un conflicto de este índole.

«Parece que la educación no es de interés para esta clase de política. Este año es imposible contabilizar cuánto contenido perdieron los chicos. Quienes no tenemos movilidad, no podemos llevar a los chicos sin el transporte» manifestaron las familias

Hoy, presentaron una nota formal ante el Consejo Provincial de Educación para exigir una solución inmediata. Esta situación afecta a varias escuelas y jardines de Fernández Oro, según explicaron las familias.

Reclamos en el Consejo Provincial de Educación de Cipolletti: exigen aulas en condiciones


Hoy al mediodía, las familias y docentes del CET 9, se manifestarán en las puertas del Consejo Provincial de Educación de Cipolletti para reclamar por «condiciones de cursada dignas». La concentración iniciará a las 12.30 en el CPE, ubicado en la calle Mengelle.

Una semana atras, mientras los estudiantes del CET 9 de Cipolletti estaban en su horario lectivo, pedazos de escombro se desprendieron del techo del establecimiento y cayeron sobre los jóvenes. No hubo heridos, pero desde el equipo directivo remarcaron que hace años la escuela afronta una crisis edilicia importante.

A raíz de esto, y debido a que no había otro aula disponible, los estudiantes cursan en la antesala del laboratorio. «El hecho no fue una tragedia ya que el desprendimiento no fue tan grande. Este hecho se suma a una larga lista de problemas edilicios que desde el equipo directivo se informan repetidamente al Consejo Escolar, sin obtener respuestas definitivas» manifestaron desde Unter Cipolletti.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios