Cómo Clara Peteers revolucionó el arte hecho por mujeres en el siglo XVII

La artista de los Países Bajos no solo fue pionera con sus naturalezas muertas y su realismo, sino que también desafió la prohibición de pintar anatomía que limitaba a las mujeres de su época.

En el siglo XVII, muy pocas mujeres podían dedicarse a la pintura profesional. Las pocas que lo hacían, tenían prohibido el dibujo anatómico (ya que su estudio se hacía a través de modelos hombres desnudos). Haciendo lo que podía con lo que tenía, Clara Peteers, de los Países Bajos, se dedicó a pintar bodegones o naturalezas muertas, y fue una de las pioneras en este género pictórico.

No hay mucha información sobre su biografía, pero se estima que pintó entre los años 1607 y 1621. Su estilo realista o naturalista (se usan ambos nombres) fue novedoso por no decir disruptivo; no se acostumbraba a representar los objetos tal como eran observados empíricamente, por lo que Peeters se ubica a la vanguardia de este movimiento. Sus cuadros son de al menos 10 años antes que la obra de Caravaglio, que se consagró como el principal exponente de esta corriente.

No contenta con desafiar el status quo de su época persiguiendo esta carrera y dando los primeros pasos en un movimiento estilístico que se convertiría en canon, Peteers fue un poco más allá y se animó a pintar auto-retratos. ¿Cómo lo hizo, si la prohibición nunca hubiera permitido que estos cuadros vieran la luz? En los reflejos de sus bodegones, aprovechando las superficies especulares y brillantes de los objetos que representaba.

Con una destreza que deja en claro que no le resultaba para nada necesario estudiar a algún modelo masculino, Clara Peteers dejó rastros de su propia imagen en jarras y copas. Su reflejo aparece en superficies curvas, por lo que la habilidad para pintar una figura humana tuvo que complementarse con técnicas en perspectiva, textura y, por qué no, imaginación.

En este cuadro, llamado originalmente Bodegón con flores, copa de plata dorada, almendras, frutos secos, dulces, panecillos, vino y jarra de peltre, por ejemplo, la imagen de Clara aparece invertida en la zona convexa de la jarra, utilizando la misma forma en que nos reflejamos en las cucharas.

Detalle de reflejo de la artista en Bodegón con flores, copa de plata dorada, almendras, frutos secos, dulces, panecillos, vino y jarra de peltre. Fuente: Historia/Arte enciclopedia online. Intervención propia.

Sus obras se exponen actualmente en el Museo del Prado en la ciudad de Madrid (España). Si querés conocer más sobre la artista, podes visitar la página del museo o consultar sus visitas guiadas por YouTube:


Este contenido fue originalmente publicado en RED/ACCIÓN y se republica como parte del programa ‘Periodismo Humano’, una alianza por el periodismo de calidad entre RÍO NEGRO y RED/ACCIÓN



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios