Demoras, largas filas y baños colapsados en el paso Samoré este fin de semana largo

El fin de semana se registraron deficiencias en la atención. Circularon en promedio de 17.000 personas por día. Hay un pedido de informes al Gobierno nacional.

La historia se repite en el paso Cardenal Samoré: largas filas, escaso personal y baños colapsados para las más de 17.000 personas que este fin de semana largo circulan a diario en la frontera entre Argentina y Chile, más próxima a Villa La Angostura.

Este domingo las demoras en el paso fronterizo se multiplicaron por al menos dos horas en el complejo de la Aduana Argentina lo que obligó a cerrar las barreras de tránsito de manera temporal cada cierto tiempo hasta lograr el despeje de los box de tramitaciones.

En el interior del predio, la mayor demora se registró en la atención de Aduana, el segundo trámite luego de Migraciones, en el que se dispuso de una fila única para ingresos y salidas del país, que pasadas las 15 se prolongaba por unos 200 metros de titulares de vehículos que esperaban ser atendidos. En el interior, hay entre 10 y 12 box de atención pero el personal disponible cubría no más de la mitad, lo que lentificaba la atención.

En el exterior del complejo, la fila para salir de Argentina por la tarde se prolongaba por al menos 5 kilómetros de vehículos detenidos sobre la cinta asfáltica y llegaba hasta el puente del río Totoral.

Referentes del complejo fronterizo indicaron que el sábado atendieron a unas 17.000 personas. La afluencia es masiva principalmente de vehículos chilenos no por feriados debido a que en ese país no hay días laborables este fin de semana como en Argentina, por los días de Carnaval, sino que es habitual todo el mes porque en el país trasandino el mes fuerte de vacaciones de verano es el segundo del año.

Las demoras en la frontera se repiten desde el año pasado con el aluvión de turistas chilenos que cruzaban a Argentina en tour de compras. Hubo gestiones por un complejo fronterizo unificado entre los dos países para agilizar los tiempos, pero no prosperaron hasta el momento.

Otro de los temas reiterados del complejo Samoré es el mal estado de los baños. En los sanitarios de damas faltan la mayoría de las puertas y lo mismo ocurre en el sector de varones, sumado a inexistente limpieza. Eso motivó al diputado nacional Sergio Capozzi (Pro) a manifestar su preocupación por las condiciones de “deterioro y abandono” del edificio argentino y pidió información al Gobierno nacional debido a las denuncias y reclamos constantes.

Capozzi puntualizó el mal estado de la infraestructura y los servicios, los problemas habituales con la generación de electricidad, la prestación tercerizada de servicios como por ejemplo la limpieza, entre otros puntos.

El pedido de informes fue elevado el viernes a la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos de Fronteras, que depende del Ministerio del Interior.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios