Denuncian «abandono total» del ISSN en el complejo turístico del parque termal del Domuyo

Varias imágenes difundidas por los visitantes dan cuenta de una clara situación de abandono que perjudica la oferta turística del predio.

El parque termal del Domuyo aguas calientes es uno de los destinos que muchas personas que hacen turismo en la provincia de Neuquén desean conocer. Ya sea por la belleza propia del norte provincial o por la fama de su terma, el complejo que administra del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) es el espacio es el punto de referencia en el lugar. Lamentablemente, varias imágenes difundidas por los visitantes dan cuenta de una clara situación de abandono que perjudica la oferta turística del predio.

La situación fue confirmada por Gastón Fuentes, el presidente de la Comisión de Fomento de Varvarco, la localidad más próxima, que se encuentra a unos 36 kilómetros de distancia (una hora y media de viaje).

«Es un abandono total, los visitantes que quieren ingresar a la terma tienen que saltar el perímetro porque está cerrado», contó Fuentes y agregó que las condiciones generales del predio son las peores.

Las publicaciones de varios turistas dan cuenta de sectores intransitables por la tierra acumulada, sanitarios vandalizados, restos de animales y zonas inseguras e inutilizables.

«Lo que los turistas denuncian en sus redes es cierto, acá el ISSN no viene hasta mediado de enero y no nos deja intervenir, porque no tenemos autorización aún siendo gobierno local», contó.

El complejo cuenta con cinco cabañas, una para funcionar como oficina, baños públicos y un espacio donde funciona el generador de electricidad. Además cuenta con una arboleda, instalaciones para cocinar al aire libre y un sector amplio de sombra que sirve para resguardarse del sol en el verano del norte neuquino.

«Esto nos afecta porque el turismo es para todos» reclamó Fuentes.


Una situación de larga data


Desde Varvarco aseguraron que la falta de acciones para esperar a los visitantes es de larga data. Incluso aseguran que el predio se abre a mitad de enero hasta abril, dejando afuera a todos los turistas que desean llegar a comienzo de temporada en diciembre.

«Las autoridades máximas del ISSN no tienen comunicación con nosotros», expuso Fuentes quien además narró que en su localidad la obra social no cuenta con oficinas propias para atender a sus afiliados.

Las dos trabajadoras de ISSN prestan servicio en una cabaña alquilada del gobierno local. «Nosotros le cedimos un terreno legalmente para que construyan sus oficinas y puedan mejorar la atención, sin embargo no hay interés alguno de hacer algo parece», aseguró el presidente de la Comisión de Fomento.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios