El canal «Los milicos» de Cipolletti lleva más de 70 años contaminando los ríos del Alto Valle

Su desagradable olor se debe a la gran cantidad de contaminación que tiene. Una organización ideó un proyecto para disminuir su impacto medioambiental negativo.

Dos ciudades, un desagüe, años de contaminación. Esta es la realidad detrás del canal «Los Milicos», ubicado en Cipolletti y Cinco Saltos, hoy catalogado como el «riachuelo» más importante de la provincia de Río Negro. Las aguas altamente contaminadas fluyen hacia las costas de Fernández Oro, Cipolletti y General Roca, convirtiendo estos puntos en los más críticos de contaminación de la Provincia.

Quienes transitan por los puentes carreteros que unen Cipolletti y Neuquén a diario conocen esta realidad: hay días en el que el Canal de los Milicos desprende un olor tan desagradable que casi es imposible de soportar. Esto se debe a que es uno de los canales con mayor índice de contaminación de la provincia, lo cual preocupa a los vecinos porque su curso finaliza en los ríos del Alto Valle y en el sistema de riego.

El canal está ubicado en el sudoeste de Cipolletti y fue creado originalmente como un canal de riego denominado R1. que consta de tres desembocaduras en el río Neuquén, en el río Negro y otra en el P2, parte íntegra del sistema de riego del Alto Valle. Cuentan quienes saben que construido por soldados a pico y pala para drenaje en caso de crecidas y más tarde para derivar el excedente del riego de las chacras 

Pero nada más alejado de cumplir con su propósito original, durante años fue utilizado como canal de descarga pluvial por varias empresas de la región. Por esta razón, se han realizado decenas de estudios sobre su negativo impacto medioambiental tanto en el agua como en la tierra y el aire.

«El P2, es el canal de Indupa, lleva su nombre por la fábrica química que producía plaguicidas en Cinco Saltos y que abrió sus puertas en la década de los ’40 hasta 1990 aproximadamente, cuando se nacionalizó, luego se privatizó y la vendieron. El tema es que todo el mercurio, y los líquidos que allí se utilizaban y producían fueron vertidos en el P2″, explicó Pablo Fica, integrante de la organización Amigos por el Río.

El Colector P2 se ubica a pocos metros de Fernández Oro camino a su desembocadura al río Negro. En ese lugar se observa una especie de canal abandonado que podría utilizarse para un desvió del desagüe. Estos líquidos se unen a los que fluyen por el canal «Los Milicos» y desembocan en brazo del río Neuquén, contaminando no solo las costas de la Isla Jordán, sino también la rivera de las Isla 10. Allí la organización ambientalista busca darle apertura al Paseo Costero.

Hace varios años los vecinos del barrio Labraña presentaron un recurso de amparo por la contaminación del Canal de los Milicos, que pasa por el sector y desagua en un brazo del río Neuquén. Aún hoy, y a pesar de que hubo un fallo a favor de los amparistas y que obligó a las empresas y a los estados municipal y provincial a garantizar la sanidad del desagüe, la contaminación persiste.

Desde la organización ambientalista sugirieron un cierre parcial del tramo del P2 a la altura de calle la Criollita, para que en caso de lluvias e inundaciones este pueda funcionar para drenar las aguas hasta el río. Retomando así su función original.

Además solicitaron al DPA el entubamiento del Canal de Los Milicos con el Ex General Roca para evitar volcar aguas residuales al río Neuquén. De esta manera se aumentaría el caudal de Aguas Residuales en el P2 a la altura del Barrio Puente 83 y el desvío en calle La Criolita del P2.


Un proyecto busca utilizar el agua del canal para irrigar un bosque artificial


La asociación Amigos del Río realizó un proyecto que beneficiaría a más de 200.000 rionegrinos. Se trata de un plan con medidas ambientales para favorecer a los Balnearios Isla Jordán, Balnearios de Allen, Paseo Costero Isla 10 y Reserva Natural Puerto Viejo.

La idea se centra en crear Bosques Artificiales con álamos y sauces criollos que será irrigados con aguas residuales del Canal Colector P2. Estos estará ubicados en un terreno fiscal en las costas del río Negro en Fernández Oro.

«Trabajaremos con el Departamento Provincial de Agua, la Secretaría de Ambiente, INTA Alto Valle y los municipios de Cipolletti y General Fernández Oro para gestionar responsabilidades. Se propone un desvío del desagüe del Colector P2 hacia un canal abandonado y solicitamos a Cipolletti instalar trampas flotantes para basura acuática y al DPA el entubamiento del Canal de Los Milicos con el Ex General Roca para evitar vertidos al Río Neuquén y de una vez por toda dejar de contaminar la Isla Jordán«, explicaron.

Además, remarcaron que este proyecto convertiría a Fernández Oro en una ciudad verde y evitaría la contaminación en el paseo costero y los balnearios de ciudades vecinas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios