El impacto negativo del desarrollo de Vaca Muerta en Cipolletti: más allá del deterioro de la Ruta 151

El deterioro de las carreteras provocado por el tránsito pesado con destino a la Cuenca Neuquina no sólo perjudica la Ruta 151, sino que también impacta negativamente en la zona urbana. La avenida Illia es un claro ejemplo.  

Es innegable que las rutas y calles de Cipolletti que se utilizan para el tráfico hacia Vaca Muerta tienen un notable deterioro. Desde la municipalidad apuntan hacia la actividad hidrocarburífera y el crecimiento sustancial del parque automotor de la ciudad. Ahora, el problema no se limita únicamente a la Ruta 151 y la Ruta 22, sino que también afecta al ejido urbano, principalmente la calle Illia. Frente al problema la municipalidad presentó un proyecto para mejorar su estado.  

En Cipolletti, debido a los frecuentes choques de camiones en el puente ferroviario de la Ruta 151, el municipio tomó la decisión de redirigir el tráfico hacia la zona urbana, especialmente a través de la circunvalación. Como resultado de esta medida, el tránsito de vehículos pesados, en su mayoría camiones con destino a Vaca Muerta, comenzó a circular por el área urbana, transitando por las calles Salto, Perón e Illia antes de llegar a la Ruta 151. 

El deterioro de la avenida Illia y Perón cada día es más notable, pero Vialidad Nacional ni el municipio se encargan de reparar los pozos y ondulaciones que hay en la mayor parte de las calzadasDesde la municipalidad de Cipolletti, el titular de obras públicas, Gustavo Zovich explicó que el mantenimiento corresponde a Vialidad Nacional y que solicitaron el reasfaltado de todo el sector.  

El titular manifestó que actualmente están esperando la provisión de asfalto caliente para los baches de menor tamaño, pero que también tienen un problema en cuanto a la provisión del material. Sin embargo, indicó que “la solución definitiva será el reasfaltado completo, pero las circunstancias son complejas y más en este momento. Va a hacer falta un esfuerzo grande para poder organizarlo y ponerlo a punto para que no se deteriore”, explicó.    

La avenida Illia y Perón en total suman 8 kilómetros, desde la Ruta 65 hasta la Ruta 151, y el tránsito que por allí circula en su mayoría es el que se utiliza para la actividad hidrocarburífera que circula a Vaca Muerta. 

Zovich explicó que en la época del peaje el mantenimiento de la circunvalación les correspondía a ellos, pero que cuando desapareció se las devolvieron a la municipalidad. El convenio establecida que las calles debían ser devueltas asfaltadas en su totalidad, pero eso nunca sucedió. Cuando Vialidad Nacional tomó el mantenimiento, el reclamo se realizó a Vialidad.  

El intendente Claudio Di Tella en el último reclamo que realizó en Buenos Aires por el estado de las rutas que pasan por Cipolletti, también pidió que se realice la obra en el tramo de la excircunvalación.  

El Ejecutivo puntualmente solicitó que Vialidad delegue en la municipalidad de Cipolletti o en Vialidad Provincial el llamado a licitación para la ampliación de esa traza. El proyecto contempla para las avenidas Perón e Illia la consolidación de cuatro carriles asfaltados, las intersecciones con Ruta Provincial 65 y Perón e Illia, como así también todas las intersecciones menores a desarrollarse, incluyendo semaforización, ciclovías, iluminación y cartelería en todo el tramo. 

El proyecto establece que la ejecución de las obras será financiada por Vialidad Nacional como consecuencia de los compromisos asumidos por la dirección del organismo.  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios