El Museo de la Sidra y el Vino cuenta la historia de la vitivinicultura reginense

Un espacio recuperado, ubicado en Los Nogales 200, para mostrar cómo ha sido la actividad productiva en el Alto Valle.

En el Museo de la Sidra y el Vino de Río Negro los visitantes se encontrarán con un espacio renovado que, pero manteniendo un tinte histórico a través de los objetos expuestos y a una parte de la infraestructura que recupera la fachada original de la bodega La Reginense. También se suman botellas y etiquetas antiguas de la tradicional Cooperativa.

Las instalaciones se encuentran ornamentadas con fotos antiguas y elementos artísticos que fueron hallados en la ex empresa y recuperados por el Municipio, como también donados por la comunidad con el objetivo de reflejar el paisaje de Regina y la actividad vitivinícola. Además se exhibe una colección de imágenes conformada por mapas y postales de la localidad y de su fiesta: la Vendimia.


Es este marco, el Museo también cuenta con una importante muestra de elementos utilizados por los trabajadores para la cosecha de la uva y otras frutas valletanas y distintos elementos agrícolas vinculados a la actividad chacarera.

Por otra parte, entre los principales atractivos del lugar se encuentra un laboratorio que fue recreado a fin de reproducir la labor de los enólogos en décadas pasadas. También se hizo lo propio con una oficina administrativa donde yacen viejos elementos que eran utilizados en la antigua bodega como calculadoras y máquinas de escribir.


El proyecto de construcción y reacondicionamiento



El proyecto de construcción y reacondicionamiento de la edificación se llevó a cabo con fondos pertinentes por parte del Ministerio de Turismo y Deporte a través del programa 50 Destinos de la Nación, mientras que la Provincia realizó su propia contribución mediante aportes de la Ley provincial de Infraestructura Turística.

Las tareas ejecutadas, a cargo de la empresa constructora SIA S.R.L, estuvieron destinadas a crear un espacio para difundir la historia, los métodos productivos y el presente de la actividad bodeguera y de la producción de vinos, sidras y espumantes de la región. Para ello se realizaron diferentes obras como la puesta en valor en la antigua zona de estacionamiento para la disposición de una sala de exposiciones y se dotó de servicios al espacio, así como también se realizó la parquización del área externa.

De esta manera, la obra se suma a las más de 20 en el territorio provincial con la finalidad de generar un impacto positivo en cada una de las regiones mediante la creación de nuevos atractivos y entornos amigables, así como también la mejora en la cantidad y calidad de servicios.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios