Exclusivo Suscriptores

Golpe de calor en Río Negro: más casos y temperaturas que desgastan

Todo lo que hay que saber para protegerse de un verano tórrido y con sequía

Las atenciones médicas de quienes sufren por los golpe de calor e insolaciones crecieron un 20% desde noviembre hasta la fecha en Río Negro, según los datos aportados desde el sistema de salud pública provincial.

Los meteorólogos advierten que este año el verano llegó mucho antes, con calor en noviembre y los primeros días de diciembre.

Estiman que las condiciones se mantendrán en enero y febrero, con temperaturas superiores a lo normal para esta época en la Patagonia, y que habrá que esperar a que se vaya “La Niña” en abril, que es el fenómeno climático que trae sequías y altas temperaturas.


Más hidratación por el calor


Ante este escenario, las autoridades de salud recomiendan cambios de conductas en la población para protegerse del calor, atención en hidratación y especial cuidado en niños y la gente mayor.

En verano es fundamental hidratarse constantemente, sobre todo a la hora de realizar actividad física.

En un reciente artículo publicado en Río Negro, el médico clínico Horacio Trapassi, jefe de Salud Ambiental del Ministerio de Salud de Neuquén, diferenció a la “ola de calor” del “golpe de calor”.

Sobre la primera, dijo que se trata de “un período excesivamente cálido sostenido durante tres días”.


¿Qué es un golpe de calor?


Al golpe de calor, Trapassi lo definió como una afección ocasionada por la exposición a altas temperaturas “pudiendo haber mareos, dolor de cabeza, aumento de la temperatura corporal, desmayo, deshidratación y agravamiento de enfermedades previas”.

Elizabeth Merele, coordinadora de Salud Perinatal y Niñez en Río Negro, dijo que los chicos y adultos mayores son especialmente susceptibles al golpe de calor.

Indicó que los casos en la provincia aumentaron un 20% desde noviembre, pero que el dato está dentro de la normalidad, de lo que sucede en esta época del año.


Más pecho a los bebés


Merele dijo que para cuidar la hidratación en los bebés hay que darle el pecho con mayor frecuencia y a los chicos ofrecerles abundante agua segura y jugos naturales durante todo el día.

Dar la teta, más asiduo en verano por el calor

“Los síntomas del golpe de calor en bebés pueden tener características como estar tranquilos, con una baja en su actividad normal, se quedan dormidos, pierden la iniciativa o tienden a no alimentarse ni llorar “, describió.

La pediatra apuntó además a una alimentación más sana, rica en frutas y verduras, y evitar las comidas con alto contenido graso.


Buscar horario «más amables» para moverse


Patricia Vogl, médica clínica del sanatorio Juan XXIII de Roca, recomendó moverse en horarios “más amables” para el organismo. “Hay que adecuarse al ritmo del verano -sintetizó- y moverse cuando las temperaturas no agreden y el sol no cae vertical”.


Sobre la vestimenta dijo que la ropa de colores claros protege de la radiación solar y destacó el uso de sombreros y gorras, que evitan el envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
Vogl pidió especial cuidado con los adultos mayores.


“Los ancianos suelen estar en soledad, pasan muchos días en su casa sin familiares. Cuando están deshidratados pueden ver afectado su nivel de conciencia; a veces mal dormidos y toman menos líquido”.


La médica dijo que en caso de que se presenten vómitos y diarrea, hay que establecer períodos de hidratación, beber agua de arroz, sales hidratantes, y si no se revierte, concurrir a una guardia.


Todas las recomendaciones


Desde la Federación Argentina de Cardiología brindaron una serie de recomendaciones para prevenir y tratar el golpe de calor. Desarrollaron una brújula que marca los cuatro puntos cardinales del cuidado de la salud en tiempos de alta temperatura: N-S-E-O

No exponerse en días de altas temperaturas y humedad relativa del ambiente, ya que atentan contra la regulación de la temperatura corporal.

Siempre considerar adecuada hidratación que llevará a darle al cuerpo el agua necesaria para desprenderse del calor, sin la cual esto sería imposible. Mayor alerta en las poblaciones de adultos mayores que consumen, muchas veces, escasas cantidades de agua.

Elegir siempre horarios alejados del pico de calor, como son a la mañana temprano y atardeceres-noche para la realización actividad física de mayor intensidad. También Elegir ropas claras de telas absorbentes y de fácil evaporación de la humedad captada, todo lo que ayuda a la piel a cumplir su función de enfriamiento.

Ofrecerle al cuerpo el mejor estado de control de la salud y el consejo médico previo, antes del inicio de cualquier programa de actividad física, en todo momento y mucho más en estas épocas de alto riesgo térmico. Esto dará un adecuado panorama de salud que minimizará todo riesgo aumentado por condiciones previas.

La voz y datos de los meteorólogos


El meteorólogo de la Autoridad de Cuencas (AIC), Fernando Frasetto explicó que en la región se imponen por tercer año consecutivo las condiciones del fenómeno climático de La Niña. “Es un hecho excepcional que hasta el momento solo ocurrió en 2 ocasiones desde 1950”.

Explicó que en el océano Pacífico, las aguas sufren un enfriamiento pronunciado y las consecuencias sobre el continente son altas temperaturas y sequías. Estimó que el fenómeno persistirá hasta marzo o abril del 2023.

La temperatura máxima histórica

43,8°
registró la estación del SMN en Cipolletti, el 22 de enero de 2021.

Esos tres años seguidos de Niña se hicieron notar en los registros que en forma minuciosa marca a diario Rodolfo Merlino, meteorólogo de la estación del Servicio Meteorológico Nacional en Cipolletti. El mes de noviembre es paradigmático. En tiempos de Niña siempre tuvo temperaturas muy elevadas, como si el verano se hubiera anticipado: siete días con registros de entre 35° y 39° en 2020; 9 días muy calurosos en el mismo mes en 2021 y todos las jornadas con temperaturas por encima de los 30º| este año.

El meteorólogo Rodolfo Merlino registra los datos del clima en esta estación de Cipolletti.

La estación de Cipolletti del SMN funciona desde hace 120 años y la temperatura máxima histórica registrada fue el 22 de enero de 2021, con 43,8 grados.

De cara a la mesa familiar navideña del sábado, Frasetto anticipó que el jueves 22 se terminarán los días calurosos que originó el viento norte , ya que ingresará aire frío de la cordillera y habrá lluvias y viento.

Para el 23 y 24 está previsto el ingreso de aire de la cordillera, que dará un clima templado a cálido en valles y meseta, con una máxima estimada en 25°.


Comentarios