Jere es atleta, tiene síndrome de Down y no hay meta imposible para él: de Río Negro al mundo

Tiene 18 años e integra la Selección Argentina de atletismo en su categoría. Ahora se va a competir al Mundial en Turquía. Su mamá no podrá acompañarlo por falta de recursos para costear los gastos.

Desde que conoció el deporte, se aferró tan fuerte que nunca lo soltó. La libertad de correr, de superarse, de potenciar su cuerpo y su fuerza lo llevan a llegar cada vez más lejos. Jeremías tiene 18 años, es de Viedma e integra la Selección Argentina de Atletismo para personas con Síndrome de Down y ahora se enfrentará a un desafío de talla internacional. 

Se prepara para dejar a su familia y viajar solo con una acompañante legal a representar a la Argentina en las olimpiadas especiales TRI XXI, en los Trisome Games de Turquía 2024. No hay ninguna meta imposible para él. Vive del deporte y los objetivos, la superación es su nutriente fundamental. 

Jere integra la selección de atletismo para personas con síndrome de Down. Foto: marcelo Ochoa

“Es algo que le nace”, reveló su mamá, Mariángel Moreno, emocionada. El primer lanzamiento de bala que hizo en su vida fue “extraordinario”, dijo recordando aquel momento hace un año o menos, en el que su hijo la dejó boquiabierta. 

Desde los 17 años practica lanzamiento de jabalina, bala y disco. Luego de tanto entrenamiento y disciplina, logró alcanzar el podio y fue elegido para competir en su categoría en el certamen mundial. 

Mañana martes 12 de marzo emprende viaje a Buenos Aires acompañado por su mamá y luego de unos días de concentración junto a sus entrenadores, el 17 parte en un vuelo hacia Estambul, Turquía; con sus entrenadores.   

“Le gusta ganar. Es muy competitivo, no sé de dónde lo sacó, a mí me emociona porque a él le hace bien, porque le cambió la vida”

Mariángel Moreno, mamá de Jeremías

“A Jeremías lo ponés a jugar al ping-pong y juega al ping-pong, lo ponés a jugar al fútbol y le encanta. Fue al voley y le fue muy bien, le gusta el deporte en sí”, contó su madre. Cuando participó de los juegos de Rio Negro conoció el lanzamiento de balas, dentro del atletismo, y lo cautivó. 

“Cuando Jere lanza la bala, la lanza muy bien. En todas las disciplinas hizo podio. Eso permitió que pase a otra instancia que son los Juegos Evita”, recalcó la mujer. Fue allí donde los entrenadores le pusieron el ojo. 

Campeón: cinco medallas nacionales


Él viene de brillar en el Campeonato Argentino en Misiones donde se consagró campeón Argentino de Triatlón y Campeón Argentino en Bala. Además, conquistó el subcampeonato en jabalina. Logró el tercer puesto en 100 metros y en lanzamiento de disco, bronce. 

Foto: Marcelo Ochoa

Obtuvo cinco medallas en las cinco disciplinas de las que fue parte, pero más allá de sus logros deportivos, sobresale su fortaleza y tenacidad para ser mejor día a día. 

Es la primera vez que logra llegar a los juegos Evita, porque no había categoría diferencial para personas con discapacidades, según relató su mamá. “Hoy por hoy los chicos Down tienen su categoría entonces Jeremías compite con personas con su misma condición (…) eso es algo nuevo”, explicó. 

“A él le gusta correr. Los profes decían que no le veían la condición física porque Jeri en realidad adelgazó casi 30 kilos desde que empezó a competir”, reveló su madre. Tenía sobrepeso, era un chico sedentario, pero repentinamente se hizo deportista, según el relato de Mariángel. “Se pone las pilas, y se levanta temprano y lo hace con cariño, compromiso, con ganas”. 

Jeremías viajará al exterior solo junto a sus profesores del seleccionado; Flavia, Blanca y Lorenzo quienes acompañan a los 8 chicos de atletismo. Luego de una resolución en la justicia rionegrina, Flavia quedó designada como su “figura de apoyo”. 

Si bien el joven tiene su propia autonomía, en el manejo del dinero y la toma de decisiones necesita acompañamiento, por eso es clave su entrenadora.  “Por eso es tan importante esta figura (de apoyo) para el viaje. Yo necesito que alguien cumpla mi función cuando él esté en otro lugar”, redondeó la mamá. 

Legalmente, él está habilitado a ejercer todos sus derechos y obligaciones, pero en la práctica para este viaje al extranjero necesita ayuda. Él mismo lo solicitó formalmente junto a su mamá y la entrenadora aceptó el nombramiento.

Costos altísimos: solidaridad para viajar


Con la ayuda de su pareja y toda su familia, Mariángel incentiva y acompaña a Jere en todas sus rutinas. Lo cierto es que ellos no pueden acompañarlo por dificultades económicas. “Me cuesta y me costó conseguir la plata para el viaje, es imposible que lo pueda acompañar”, dijo con dolor su mamá. 

Foto: Marcelo Ochoa

Ahora realizan una venta de empanadas, a horas del gran suceso. Es que afrontar los costos altísimos y dolarizados en pasajes, viáticos, indumentaria y materiales es un problema y aún no terminaron de pagar todo. 

“Estamos super felices de lo que está haciendo Jere, super orgullosos, pero es a fuerza del pulmón muchas veces” 

Mariángel Moreno, mamá de Jeremías

“Yo hice una colecta para comprarle las zapatillas con clavo (para la disciplina) porque no me alcanzaba. La gente respondió de mil maravillas. En dos días, se juntó la plata”, comentó la mujer. Hay muchas personas particulares que colaboran con la familia a través de aportes económicos, pero aseguran que han recibido muy escasa ayuda estatal. 


La cuenta de la billetera virtual Mercado Pago para recaudar fondos para el viaje de Jeremías y costear sus gastos es jere.turquía.2024. 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora