Exclusivo Suscriptores

La casita de Neuquén salida de un cuento infantil

Fue construida en los años 50 y perteneció al matrimonio Saladino. Con sus postigos blancos de herrajes negros fascinó a muchas generaciones. Hoy está al borde de desaparecer.

Redacción

Por Redacción

Es una casita salida de un cuento infantil, la casita donde generaciones de NyC (nacidos y criados) quisieron en algún momento vivir. Con su cerco ondulante de madera, su techo de tejas a dos aguas, y sobre todo, con sus postigos blancos de herrajes negros, se convirtió en una de las viviendas más emblemáticas de la ciudad de Neuquén.

Ubicada en Láinez y Lastra, siempre fue la mejor excusa para las miradas de quienes esperaban el verde del semáforo de esa esquina. Es que para muchos encerraba un misterio que despertaba fantasías.
Esos postigos blancos raramente se abrían. Todos se preguntaban qué mundo existía detrás de ellos. Pero no sucedía allí nada distinto a lo que pasaba en cualquier casa familiar de la capital.

La casita de cuento fue construida en los años 50 y perteneció al matrimonio Saladino. Hoy se encuentra rodeada de muros de metal que anticipan una posible desaparición de esa construcción tan representativa de la ciudad. Y los recuerdos de quienes la conocieron se sucedieron inmediatamente en el grupo de Facebook, Neuquén del Ayer.

Muchos recuerdan que la “dueña de casa” salía todos los días a primera hora a encerar la vereda. Otros recuerdan los árboles de moras que eran cotidianamente acechados por los jóvenes del barrio que se daban “tremenda panzada” de esa fruta.

Algunos más coinciden en que “lo que dura el semáforo de esa esquina me quedaba mirándola e imaginando cómo sería por dentro”.

Y absolutamente todos coinciden en que es un verdadero desacierto que hoy esté siendo objeto irremediable del progreso o como dicen muchos “del frío interés inmobiliario”. Aseguran que se está yendo “un pedacito de la historia de la ciudad por cuestiones meramente mezquinas”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios