La nieve sorprendió en Neuquén y causó caos en las rutas

La precipitación nívea llegó hasta la capital provincial, donde no nevaba hacía seis años. Hubo rutas interrumpidas en Piedra del Águila, Catriel y en un tramo entre Jacobacci y Comallo.

20 jul 2018 - 00:00

Luego de seis años la nieve quiso volver a visitar la ciudad de Neuquén.

Sin embargo la nevada que cayó entre las 3 y las 4.30 de ayer no se acumuló en todos lados por igual, pero eso no desanimó a Jorge y a Laura, que pudieron llevar a sus hijos a conocerla con sólo recorrer unas cuadras.

El primero en ver caer los copos blancos desde su casa de Casimiro Gómez y Novella fue Jorge, cuando se despertó a las 5. Levantó a su familia, desayunaron y emprendieron el camino a la meseta de Colonia Nueva Esperanza, donde la guerra con bolas de nieve los tuvo entretenidos y sin que les importe el frío durante dos horas.

Pero ¿Por qué tuvieron que salir en busca de nieve a la meseta? El meteorólogo Fernando Frasetto explicó que la altura provoca una diferencia de temperatura: “en el oeste está más alto, hay unos metros más con respecto al río (...) y cuando está así de frío se nota”.

La otra cara de la diversión de los niños fueron los vecinos que pidieron chapas y nailon, aunque no se registraron evacuaciones. Los próximos días también serán problemáticos, aseguró el presidente de la comisión vecinal de Colonia Nueva Esperanza, Ever Urrutia, ya que el barro se acumulará durante casi un mes.

La buena noticia es que no se esperan nuevas lluvias, según detalló el director municipal de Defensa Civil, Raúl Ricard. El funcionario informó que se registró una caída de 52 milímetros, cifra inusual para una ciudad que tiene un promedio anual de 150.

Ricard resaltó que las obras pluvioaluvionales, sobre todo la de calle Láinez, marcaron la diferencia en zonas que antes se inundaban. Además, el funcionario aclaró que no se registraron desbordes aunque el arroyo Durán, en el que se encausa el agua de la lluvia, estuvo trabajando al máximo de su capacidad y debieron limpiarlo.

Sobre la nieve parece que los neuquinos no tendrán novedades y tendrán que viajar kilómetros hasta los destinos cordilleranos, en los que sí dirá presente durante el fin de semana, para volver a vivir esos momentos que ayer tuvieron a unas cuadras.

Pero en otras localidades linderas la nieve acumulada se derritió y causó serios problemas. En Plottier más de 50 cuadras estuvieron intransitables, hubo desagües que desbordaron e incluso una familia debió ser evacuada.

El Municipio debió trabajar con máquinas para evacuar el agua dado que por ejemplo en el barrio 103 Viviendas de la zona costera el único camino de acceso se había tornado en todo un arroyo.

En Centenario también hubo complicaciones en la zona de la Casa de la Cultura y el barrio 183 Viviendas.

Mayores problemas se vivieron sobre la Ruta 237 camino a Bariloche. En la zona de Piedra del Águila el tránsito estuvo interrumpido por la cantidad de nieve y hielo que se acumuló principalmente durante la mañana y la noche.

Recién cuando comenzó la tarde se empezó a liberar el tránsito pero a condición de que se usan cadenas y que se circule con extrema precaución.

Una situación se produjo en una zona no acostumbrada a las nevadas: la Ruta 151 que va a Catriel.

Los automovilistas que circulaban ayer por esta vía nacional padecieron un largo corte por la cantidad de nieve que se acumuló en la calzada.

Sólo estaba permitido el paso a vehículos 4x4. Con el correr de la tarde el tránsito fue liberado pero la gran cantidad de autos y la baja velocidad que se debía usar complicaron la descongestión de la vía. Anoche, volvieron a restringir el tránsito.

Por su parte, la Ruta Nacional 23 volvió a estar cerrada en el tramo que va de Ingeniero Jacobacci a Comallo por la importante cantidad de barro y nieve que se está acumulando hace días en la zona.

Vehículos varados en la Ruta 23
Un micro de la empresa El Algarrobal que se dirigía desde Jacobacci a Bariloche cumpliendo el servicio habitual de pasajeros y una combi de la empresa Chajila que llevaba pacientes a dializarse a la ciudad andina, se quedaron encajados ayer a la mañana en la Ruta Nacional 23. Máquinas de Vialidad Nacional lograron desencajar los vehículos.
“En el oeste está más alto, hay unos metros más con respecto al río (...) y cuando está así de frío se nota”,
explicó el meteorólogo Fernando Frasseto, sobre la nieve en la barda neuquina.
Calles inundadas en varios barrios de Roca
Roca despertó ayer con muchas dificultades que generaron las constantes lluvias: calles desbordadas, familias autoevacuadas y 30 llamados a Defensa Civil.
Uno de los lugares más afectados fue la calle Jujuy, entre Los Álamos y la Ruta 22, donde el asfalto cedió producto de la humedad y se formaron dos enormes pozos en medio de la calle.
Desde Defensa Civil, recibieron al menos 30 llamados y realizaron las correspondientes visitas y asistieron a los damnificados, según informaron oficialmente este mediodía.
La gran cantidad de agua inundó cuadras enteras en el barrio Fiske Menuco. Una laguna enorme ubicada en el medio del barrio dificultaba la circulación de los vecinos.
Comerciantes de calle La Plata manifestaron su enojo ante las frecuentes inundaciones. “Cuando no es el agua de la lluvia que se acumula, son las cloacas que rebalsan” manifestó Rubén Acosta, dueño de una gomería.
“Hace más de 15 años que tengo mi local acá y estamos cansados con los vecinos de hacer reclamos para que se solucione de una vez por todas esta situación” relató Acosta.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.