Las obstétricas de Neuquén serán las primeras del país que podrán acompañar abortos seguros

La subsecretaría de Salud de la provincia les otorgó la facultad de recetar misoprostol y mifepristona, los medicamentos con los que se realizan las interrupciones de los embarazos.

Los profesionales de la medicina de Neuquén ya no serán los únicos autorizados a prescribir la medicación que garantiza abortos seguros. La subsecretaría de Salud de la provincia se convirtió en la primera del país en facultar a las obstétricas a recetar misoprostol y mifepristona.


La ley 2731, que regula el ejercicio de la obstetricia en Neuquén, establece en el artículo tercero que el personal podrá prescribir “fármacos de su competencia”. Lo que se hizo entonces fue incorporar estos medicamentos al formulario terapéutico para que puedan recetarlos, esto significa agregarlos al vademécum obstétrico.

En la provincia hay 56 profesionales de la obstetricia matriculadas, en una abrumadora mayoría mujeres, que de ahora en más tendrán un rol clave en la atención del aborto.

“Nosotros tratamos de salirnos un poco del modelo médico y que diferentes trabajadores y trabajadoras puedan ir también sumando competencias, abriendo un poco el panorama, abrir el juego del cuidado de las personas”, afirmó la ministra de Salud, Andrea Peve.

Manifestó que las mismas obstétricas lo han pedido, ya que su función es amplia en materia de derechos sexuales y reproductivos.

De enero a septiembre de 2023 se realizaron en la provincia 1.122 interrupciones del embarazo, que incluyen tanto las voluntarias (que abarcan hasta la semana catorce de gestación) como legales (por causales).

Este mes se cumplen tres años de vigencia de la ley que regula el acceso al aborto en Argentina. Para Peve: “hubo un trabajo intensivo, a pesar de que mucho del tiempo se lo llevó la pandemia, hay muchísima gente comprometida con el tema, más allá de quién es la autoridad en la materia”.

Remarcó que “siempre la idea es que haya cada vez más personal capacitado, asesorado, porque a veces el rechazo a ciertos temas, sobre todo a estos, tiene que ver con alguna falta de sensibilización, más allá de las posturas personales”.

La ministra, que dejará su cargo el próximo 10 de diciembre, aseguró: “espero que la próxima gestión vaya por el mismo camino, que no retroceda en ningún derecho conquistado”. El gobernador electo, Rolando Figueroa, aún no anunció quien estará al frente de la cartera, que a nivel nacional tendrá el rango de secretaría (ver aparte).

“En el contexto que tiene la Argentina, donde las obstétricas históricamente han sido colaboradoras de la medicina, o sea, no consideradas como licenciadas con una carrera universitaria de cinco años, en ese contexto, esto que hace Neuquén es esencialmente maravilloso», señaló Gabriela Luchetti, que está a cargo de la cátedra de ginecología y obstetricia de la facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue.

La ginecóloga fue consultada por el comité provincial de medicamentos para conocer su opinión al respecto.

Luchetti enfatizó en que “nunca se las ha dejado (a las obstétricas) ejercer todo el rol importantísimo que tienen en lo que es salud sexual y reproductiva”. Dijo que hay provincias incluso en las que ni siquiera pueden hacer anticoncepción: poner implantes de DIU, por ejemplo.

Sostuvo que “se le ha dado un rol preponderante en todo lo que es lo materno-neonatal, todo lo perinatal y todos los cuidados relacionados con el embarazo, parto y puerperio, cuando hay un llamado en el mundo entero a ampliar los roles de las obstétricas”.


De ministerio a secretaría de Salud: «me parece un retroceso»


El presidente electo, Javier Milei, anticipó que no habrá ministerio de Salud durante su gestión sino una secretaría. Para Peve esta desjerarquización de la cartera es “un retroceso”, que la Argentina ya vivió durante la administración de Mauricio Macri, cuando estaba al frente Adolfo Rubinstein.

Afirmó que el trabajo que se realizó específicamente en pandemia hubiera sido imposible sin un ministerio nacional, que encabeza los planes de vacunación.

Sostuvo que de todas maneras será responsabilidad de la provincia, que conservará el rango, “poner todo el esfuerzo” para ocuparse de la salud de quienes viven o transitan por Neuquén.

La funcionaria también se mostró preocupada por las obras públicas en ejecución, que de acuerdo al nuevo modelo de la gestión nacional, no estarán garantizadas por el Estado. Un ejemplo es el hospital norpatagónico que se levanta en la ciudad capital y tiene un 30% de avance.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios