Los niños que empiezan a leer a edad temprana mejoran su salud mental, afirma un estudio

"12 horas semanales es la cantidad óptima de lectura, vinculada a una mejor estructura cerebral", estableció la investigación.

Los niños que empiezan a leer a edad temprana logran mejores resultados en pruebas cognitivas y una mejor salud mental al entrar en la adolescencia, según reportó hoy un estudio difundido en los Estados Unidos, según consignó una revista especializada.

En el trabajo, donde se consultó a más de 10.000 jóvenes adolescentes y fue publicado por la revista ‘Psychological Medicine’ (editada por la Universidad de Cambridge), investigadores del Reino Unido y China descubrieron que «12 horas semanales es la cantidad óptima de lectura, vinculada a una mejor estructura cerebral, que ayuda a explicar los resultados».

«Leer por placer es una actividad importante y agradable en la infancia. A diferencia de la comprensión auditiva y lenguaje hablado, que desarrollan con rapidez y facilidad en niños pequeños, la lectura es una habilidad que se enseña y adquiere y desarrolla mediante un aprendizaje explícito a lo
largo del tiempo», se destacó en el estudio.

«Durante la infancia y la adolescencia, nuestro cerebro se desarrolla, por lo que es una época importante para establecer comportamientos que favorezcan nuestro desarrollo cognitivo y promuevan una buena salud cerebral», amplía el informe.

El estudio


Para investigar ese impacto en el cerebro infantil, investigadores de las universidades de Cambridge y Warwick (Reino Unido) y de la Universidad de Fudan (China) analizaron los datos del emprendimiento Adolescent Brain and Cognitive Development de Estados Unidos, que reclutó a más de 10.000
jóvenes adolescentes.

El equipo analizó una amplia gama de entrevistas clínicas, pruebas cognitivas, evaluaciones mentales y conductuales y escáneres cerebrales, y «comparó a jóvenes que empezaron a leer por placer, a edad relativamente temprana (entre los dos y los nueve años) con los que empezaron a hacerlo más tarde o no lo hicieron en absoluto», consignó la agencia de noticias DPA.

La tesis establece estrecha relación entre la lectura por placer a edad temprana y un rendimiento positivo en la adolescencia en pruebas cognitivas como «aprendizaje verbal, memoria, desarrollo del habla, y el rendimiento académico escolar».

«Los niños que empezaron antes a leer tienden a pasar menos tiempo frente a la pantallas, viendo la televisión o utilizando redes en su adolescencia, y a dormir más tiempo. Leer no es sólo una experiencia placentera, inspira pensamiento y creatividad, aumenta la empatía y reduce el estrés«, afirmó
la profesora Barbara Sahakian, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Cambridge.

«Animamos a los padres a que hagan todo lo posible por despertar el gusto por la lectura en sus hijos, a edad temprana, si se hace bien, contribuirá a su desarrollo y fomentará hábitos de lectura a largo plazo, que también pueden resultar beneficiosos en la vida adulta», dijo, por su parte, el profesor Jianfeng Feng, de la Universidad Fudan de Shanghái, China.

Agencia Télam.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios