Pobladores dudan del puente Bailey que ofrece Parques Nacionales para cruzar el río Cuyín Manzano

Desde la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi propusieron mudar esa estructura que hoy está emplazada en un sector de la ruta provincial 65 que pavimenta la empresa CN Sapag. Pero el trasladado se hará recién cuando la empresa finalice la obra.

Después de varios años, en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi tomaron nota de que hay familias que habitan por lo menos tres poblaciones dentro de la jurisdicción del parque que se encuentran aisladas por la falta de un puente para cruzar el caudaloso río Cuyín Manzano.

Desde el organismo propusieron mudar el puente Bailey, que está emplazado en un tramo de la ruta provincial 65, hasta el lugar donde los pobladores atraviesan habitualmente el río Cuyín Manzano. Pero recién se trasladará cuando la empresa CN Sapag construya el puente en el sector de la ruta 65 donde hoy está montado el Bailey, lo que demandará un largo tiempo porque la obra de pavimentación de esa vía viene a paso lento. Por eso, algunos pobladores rechazaron la iniciativa.

Las familias que viven en los sectores alejados del paraje Cuyín Manzano deben cruzar en forma periódica ese curso de agua, para trasladarse hasta Villa Traful, distante a casi 40 kilómetros, o Bariloche, ubicado a unos 76, para hacer sus compras, recibir atención médica u otro tipo de diligencias.

RÍO NEGRO publicó el 20 de agosto pasado la odisea que deben hacer de lunes a viernes los hijos de Segundo Chamorro y Laura Novoa para asistir a clases en el secundario de Villa Traful.

Este diario conoció en el lugar a Ailín, Agustín y Valentín, que pasan a caballo el impetuoso río Cuyín Manzano a caballo para aproximarse hasta el sitio donde los pasa a buscar el transporte escolar que los lleva a Villa Traful. Es un trayecto de alrededor de 8 kilómetros desde su casa hasta la parada del transporte.

Salen de su hogar antes de las 10 y regresan alrededor de las 20. En invierno, atraviesan el río de noche. Las noches cerradas, la travesía se vuelva mucho más riesgosa porque el caballo pierde pisada por la correntada. Los chicos deben iluminarse con sus celulares o con la luz de la luna llena para llegar hasta su hogar.

Segundo Chamorro atraviesa a caballo el río Cuyín Manzano casi todos los días para acompañar a sus hijos que deben tomar el transporte escolar que los llevará hasta el secundario de Villa Traful. (foto Alfredo Leiva)

Una crecida histórica destruyó el puente


Los chicos nunca vieron el puente que comunicaba a las poblaciones de la margen este del río con el paraje. De la estructura solo quedaron las ruinas porque una crecida histórica del río destruyó por completo a mediados de la década de los 90, recordó Segundo cuando dialogó con RÍO NEGRO. Desde entonces, solo hubo promesas de construir un puente o una pasarela.

El 23 de agosto último, desde la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi informaron al titular de Vialidad de la provincia de Neuquén, Mauro Millán, y al presidente de la comisión de fomento de Villa Traful, Omar Torres, la propuesta del organismo ante la solicitud de la colocación de un puente en Cuyín Manzano.

“Por la presente me dirijo a ustedes a los efectos de remitir el IF-2023-79699631-APN-PNNH#APNAC concerniente a la solicitud realizada por los pobladores del Paraje Rural de Cuyin Manzano para la colocación de un puente Bailey en la zona del Río Cuyin Manzano”, dice la nota.

“Al respecto, esta instancia informa que presta conformidad al pedido realizado y solicita que una vez que el actual puente del cruce de Cuyin Manzano en la Ruta Nº 65 sea retirado y reemplazado por la nueva estructura que se encuentra bajo construcción de la empresa Sapag, sea enviado al Paraje en cuestión”, sostiene la notificación oficial.

“Tal propuesta está en línea a las diversas presentaciones que ha realizado esta Intendencia para la ejecución de esta infraestructura por lo que resulta este caso una oportunidad que no puede desaprovecharse dado que el puente en cuestión tiene las carácterísticas adecuadas, con las eventuales modificaciones y/o arreglos que debiesen confeccionarse según los requerimientos”, plantearon en la nota que firma el intendente del PNNH, Horacio Paradela.

Agustín y Valentín atraviesan a caballo el caudaloso río Cuyín Manzano porque el puente que había lo destruyó hace casi 30 años una crecida. (foto Alfredo Leiva)

Algunos pobladores escucharon sobre la propuesta, pero plantearon sus observaciones y críticas. Laura Cornelio trabaja en Villa La Angostura, pero los fines de semana retorna a su hogar, ubicado en una población del margen este del río. Y tiene que cruzar el río.

«Está re verde», expresó en relación a la propuesta de la Intendencia del PNNH. «Si tenemos que esperar a que construyan primero ese puente (en la ruta 65)y después recién remover el que está ahí (por el Bailey) para llevarlo para allá. Así, tenemos una espera larga porque al paso que va la empresa Sapag haciendo la ruta 65 tenemos mucho tiempo», opinó Cornelio. «Es una tomada de pelo», afirmó.

Dijo que no es la solución


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios