Salvó a una joven que se arrojó al canal de riego en Roca: «Tuve neumonía pero no lo pensé dos veces»

Marcos no dudó ni un minuto en arrojarse al canal. El hecho ocurrió esta mañana cuando el vecino se dirigía a trabajar en su bicicleta.

Marcos no lo dudó ni un minuto. Apenas la joven se arrojó al canal principal de riego, inmediatamente dejó su bicicleta, se sacó su campera y se lanzó a rescatar a la muchacha de 23 años que había decidido terminar con su vida.

Marcos Loncomán tiene 39 años y esta mañana salió unos minutos antes de su casa ubicada en barrio Quinta 25 porque se le había roto el auto y tenía que utilizar su bicicleta para recorrer los 12 kilómetros que lo separan de su trabajo en la empresa Patagonia Envases, ubicada sobre la Ruta Nacional 22.

En diálogo con Río Negro contó que cerca de las 6:30 y a pesar de que todavía estaba oscuro, observó la silueta de la joven que estaba muy cerca del canal (en la intersección con calle Maipú) y llamativamente estaba sin calzado.

«Vi una camioneta Trafic cerca y pensé que algo le había pasado», comentó este vecino quien primero sospechó que había tenido algún altercado con alguno de los ocupantes del vehículo.

«Amiga estas bien?…te pasó algo», preguntó a la joven quien sólo se limitó a responderle en un tono de voz muy bajo….»me quiero morir».

A esa hora Marcos sumaba preocupaciones porque la muchacha ya había mantenido un contacto con su madre quien se presentó en el lugar y también intentaba evitar que se arroje a las frías aguas del canal.

Contó que lentamente la joven se fue desprendiendo de su ropa y allí se dio cuenta que la amenaza se iba a concretar en cualquier momento . Dejó su bicicleta, su mochila y se acercó a la víctima. «Si vos te tirás me voy a tener que tirar», le advirtió el vecino pero a esa altura no había forma de convencerla.

En un abrir y cerrar de ojos, la joven se arrojó al agua y atrás su madre amenazó con lanzarse. «La agarré a la señora porque iba a estar complicado sacar a las dos. Finalmente me saqué la campera porque tenía los documentos y el celular, y me tiré al agua», recordó Marcos, el héroe de la jornada.

Loncomán recordó que se crió en una chacra de barrio Mosconi y que aprendió a nadar en el río por lo que sabe mantenerse a flote aunque nunca imaginó que su experiencia podría salvarle la vida a una persona.

Marcos no dudó en arrojarse al agua para salvar a la joven. «Pensé en mis hijos», contó. Foto: gentileza.

«No quería que me arrastre al medio del canal porque la correntada es más fuerte», contó este vecino quien reside en la zona norte de Roca junto a su esposa y sus tres hijos.

Tras mantenerse a flote y -a pesar de algunos fracasos- finalmente logró salvar la vida de la joven. El personal de la Comisaría Tercera terminó de concretar el rescate no sólo de la muchacha sino también de Marcos que a esa hora, ya presentaba signos de hipotermia.

Rápidamente los dos fueron trasladados al hospital Francisco López Lima que se encuentra a dos cuadras del lugar. «En el hospital me atendieron porque tenía mucho frío. En un momento me preocupé porque tuve neumonía hace una semana pero no lo pensé dos veces. Y obviamente que pensé en mis tres hijos cuando vi a la joven y la situación en la que se encontraba«, relató.

Esta noche y con la satisfacción de haber cumplido con su deber, Marcos se encontraba en su casa rodeado de sus seres queridos. Se supo que la muchacha estaba atravesando un cuadro de depresión y a esta hora estaba recibiendo asistencia psicológica del personal del área de Salud Mental del hospital público.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios