Sólo la mitad de los adolescentes que fuman puede dejar el hábito



El 80 por ciento de los adolescentes que vive en zonas urbanas sabe que el consumo de tabaco es nocivo para su salud, en tanto un tercio de los que fuman quiere dejar el hábito pero sólo la mitad de quienes lo intentan lo consigue, reveló un estudio de la Fundación Cardiológica Argentina.

Los datos se desprenden del "Proyecto Rayuela", una investigación dirigida por la cardióloga María Inés Sosa Liprandi que, entre mayo del 2004 y abril del 2005, trabajó con más de 900 estudiantes de entre 12 y 15 años de colegios públicos y privados de las ciudades de Buenos Aires y La Plata.

La muestra, según afirmó la investigadora, sólo es extensible a los centros urbanos del país, porque la realidad en las zonas rurales es distinta. La primera fase del "Proyecto Rayuela", cuyos resultados se presentaron hace pocos días, consistió en un relevo cuantitativo de datos que, entre otros hallazgos, reveló que el 20 por ciento de los estudiantes empieza a fumar entre los 10 y los 11 años y el resto lo hace entre los 12 y los 15.

El equipo de investigación que coordinó Sosa Liprandi -integrado por educadores, psicólogos, cardiólogos, una médica de familia, una antropóloga y un psiquiatra- halló que siete de cada diez adolescentes sabe que el hábito de fumar es difícil de dejar, en tanto el 80 por ciento reconoció que es nocivo para la salud. Un tercio de los jóvenes fumadores admitió querer dejar de consumir tabaco, pero sólo la mitad de quienes hicieron el intento tuvo éxito y un cinco por ciento presentó además síntomas de adicción, como fumar a la mañana en ayunas.

"Los chicos están muy informados", señaló la médica y agregó que la iniciación en el consumo de tabaco durante la adolescencia, lejos de responder a argumentos racionales, está fuertemente atravesada por la presión que ejercen los pares y la publicidad de las compañías tabacaleras.

"Las industrias del tabaco dicen que apuntan a un mercado adulto, pero sortean camionetas 4X4 y canjean marquillas por entradas a espectáculos de teatro o gorras y remeras que, principalmente, atraen a los jóvenes", afirmó Sosa Liprandi. (Télam)


Comentarios


Sólo la mitad de los adolescentes que fuman puede dejar el hábito