Son nuestra esperanza

Ella está en el ocaso de su grandiosa carrera y él recién se inicia. Ambos sueñan con Londres.



1
#

Luciana Aimar quiere el broche dorado para su inmensa trayectoria.

2
#

3
#

Fotos/Archivo

A los 34 años, Luciana Aymar transita el tramo final de su exitosa carrera. Claro, la sed de gloria se mantiene intacta y su objetivo primordial es lograr el oro en Londres. Sería su cierre ideal con Las Leonas, ya que logró dos de bronce (Atenas 04 y Pekín 08) y una de plata (Sydney 2000), además de dos títulos mundiales (02 y 10) y cinco Champions Trophy (01, 08, 09, 10 y 12). Para llegar a la fiesta del deporte de la mejor manera encaró una preparación especial: “A mi edad tengo que descansar un poco más”, se ríe ante “Río Negro”, y admite que ahora le cuesta “un poco más recuperarse”. –¿En qué lo notás? –En lo mental. Me cuesta levantarme todos los días a las 7 para el doble turno. Una vez que llego al entrenamiento se me pasa porque están las chicas, que son jóvenes y transmiten mucha energía. Pero salir de mi casa es difícil. –¿Cómo llevás que llegue el adiós? –Tranquila, pero no voy a mentir: está un poco la melancolía de que van a ser mis últimos Juegos. Cuando llega la competencia se pasa muy rápido y creo que el último día me va a costar, porque encima coincide mi cumpleaños y nuestro último partido. –¿La mejor del mundo siete veces y al borde del retiro busca mejorar? –Sí. En la parte técnica trato de sumar ritmo y ejercicios de definición. Trabajo en diferentes formas de escape. Los rivales me estudian: saben cómo me muevo, que me gusta más salir hacia la izquierda o que uso mucho el salta pelotita. Tengo que variar. Cuando más apretada estás, la tendencia es hacer primero lo que uno se siente cómodo. Ahí trato de cambiar. –¿Qué rivales sabés que te conocen? –Con Inglaterra sé que me buscan por un lado y trato de variar. También busco tirar más rápido al arco, porque generalmente entro al área corriendo a mucha velocidad y tiendo más a dar un pase... –¿Hay improvisación? –No, no. O sea, es improvisado pero te sale una vez que lo entrenaste. Todo lo que hago es con entrenamiento previo. –Las Leonas son una de las principales esperanzas argentinas. ¿Pesa? –Presión vamos a tener porque aspiramos a estar arriba. La presión es de todos: gente, medios y nuestra. Lo importante es que no nos coma la cabeza y estar tranquilas para dar lo mejor. –Están un poco golpeadas por lesiones y otras ausencias? –Sí, este año viene una detrás de otra, complicado. Me movió mucho el tema de “Charo” (Rosario Luchetti, sufrió rotura de ligamentos en su rodilla izquierda) y Noe (Barrionuevo, lesión en los ligamentos de su rodilla izquierda). Son dos jugadoras clave. –Succi no estará en el arco por su embarazo y no jugará Soledad García... –Sole es mi amiga y siempre va a ser algo que me va a doler, quiero que esté. Pero es el entrenador quien decide.

JJOO

juan ignacio pereyra pereyrajuanignacio@gmail.com

Braian Toledo es la gran aparición del atletismo, deporte madre de los Juegos.


Comentarios


Son nuestra esperanza