Su ciber gamer casi se funde por la pandemia y lo salvaron sus muñecos

Gonzalo pinta su figuras de acción a mano. A través de estas creaciones logró salvar su local que inauguró en 2014. También ofrece servicio técnico para computadoras e insumos informáticos.

Cada producción le toma un tiempo diferente por la complejidad del diseño y la pintura. Foto César Izza.

Cada producción le toma un tiempo diferente por la complejidad del diseño y la pintura. Foto César Izza.

En medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, Gonzalo Rodríguez encontró una salida para su ciber gamer que se estaba fundiendo en Roca. Ahora imprime personajes de películas y cómics en 3D, vende insumos informáticos y ofrece servicio técnico.
Su historia está marcada como la de muchos que salieron adelante en la cuarentena buscando alternativas para salvar su negocio.

Gonzalo logró poner su ciber en 2014 luego de trabajar años como maquinista para la empresa de construcción de su familia. Muchos le dijeron que no era una buena idea y que el furor de los adolescentes por concurrir a estos lugares ya había pasado. Pero no se rindió. Ya era un fanático y compartía con sus amigos la pasión por el entretenimiento virtual. Con mucho esfuerzo puso su local en calle Jujuy, al norte del canal grande y empezó a equipar con buenos insumos sus computadoras gamers.
Hasta 13 máquinas estuvieron en funcionamiento hasta febrero del año pasado. Había logrado su meta, pero el coronavirus le dio una buena trompada.

Las restricciones sanitarias lo hicieron cerrar su establecimiento por meses. Aún en este contexto no se quedó con los brazos cruzados. Primero ofreció servicio técnico ya que muchos se abocaron al trabajo en forma remota desde casa. Luego reforzó la venta de insumos informáticos para gamers.
“Mientras estuvo parado el ciber me dedique a remodelarlo y pintamos porque antes siempre estaba lleno y no teníamos tiempo”, contó.

Además de figuras imprime mates personalizados. Foto César Izza.

Con el servicio técnico y los elementos informáticos ya había encontrado un rebusque para sostener su negocio, pero había algo más que deseaba desde hace tiempo y era tener una impresora 3D.
A principio de este año pudo comprarla a un diseñador de Córdoba y con ella imprime figuras de acción a pedido y mates personalizados.

“Algunas figuras son grandes con muchos detalles, otras más sencillas y se usan como muñecos para tortas de cumpleaños. Hasta me pidieron un mate de Evita y otro de Perón”, contó entusiasmado.
Pasó de dedicarse solo a la informática a ser un artesano que pinta a mano sus creaciones.
“Tenés que tener mucha paciencia, por ahí la impresora se rompe y lo tenés que solucionar vos porque no hay un servicio acá en Roca”, explicó.

El dueño del ciber contó que los trabajos finales “son muy buenos, hago esto como hobby y como salida laboral”.
Cada producción demora un tiempo diferente finalizarla por la complejidad del diseño y el proceso de pintura. “Los pinto a mano, uso acrílicos y pinceles”, señaló.
Gonzalo se puso a investigar técnicas de arte en internet para darle un excelente acabado a cada producto.

La figura se imprime por partes y luego las enlaza. Para un producto de 35 centímetros de alto puede tardar hasta cinco días en imprimir todos los detalles.
En abril comenzó con un diorama que tiene como temática una de las batallas de la película de El señor de los anillos. Se trata del famoso enfrentamiento entre el demonio balrog y el mago Gandalf.
“El balrog mide 45 centímetros, esto va a tardar por lo menos una semana sin contar la pintura”, anticipó.

Darle el color a cada producto significa una semana más de trabajo que realiza con gusto.
Los diseños los descarga por internet. Algunos tiene que pagarlos y otros los comparten gratis.
Antes de cada producción debe calibrar la impresora, realizarle varios retoques para lograr una excelente calidad con el más mínimo detalle.
“Cuantos más días toma la impresión es mejor la calidad. Se puede realizar en menos tiempo, pero el producto va a tener menos capas y la calidad sería inferior”, resaltó.
En la crisis surgen las oportunidades y Gonzalo pudo describir una nueva pasión que le permitió seguir adelante.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Su ciber gamer casi se funde por la pandemia y lo salvaron sus muñecos