Subió el uso de gas para la generación, pero el de líquidos y carbón sigue alto

Durante el séptimo mes del año aumentó el uso de gas en las centrales térmicas, pero no fue suficiente para frenar el consumo de combustibles líquidos y carbón. Se utilizaron unos 45 millones de metros cúbicos por día.

En julio y por tercer mes consecutivo aumentó el uso de gas en las centrales térmicas de generación eléctrica, pero no fue suficiente para revertir el altísimo nivel de combustibles líquidos y de carbón que se quemaron. Es una constante que se agravó durante el 2020 y continuó en el primer semestre del año.

Según el informe de julio de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), el uso de gas natural de las centrales aumentó un 49% a nivel interanual, sin embargo, es un dato poco preciso. Y esto se explica porque en julio de 2020 se utilizaron 921 millones de metros cúbicos para la generación, y fue la marca más baja desde 2016, por lo que era esperable un salto de estas características.

A pesar de esto, el uso de gas durante julio fue de 1.380 millones de metros cúbicos, y es el tercer mes que aumenta de manera sostenida. En detalle, el incremento respecto a junio fue del 14,71% (1.203 millones de m3) y sobre mayo del 25,45% (1.100 millones de m3). Comparado al consumo del segmento durante julio de 2019 quedó un 7,25% por debajo.

En valores diarios significa que en julio del año pasado se utilizaren jon unos 30 millones de metros cúbicos por día, mientras que en el séptimo mes de este año unos 45 millones por día. En 2019 se utilizaron unos 48 millones de m3 diarios.

Es un hecho que con la reactivación del segmento, de la mano del Plan Gas Ar., se logró una mayor disponibilidad de gas no solo para la generación sino para el consumo interno en general. Sin embargo, durante este invierno, hubo que compensar la producción local con fuertes importaciones no solo de gas sino también de combustibles líquidos.

Esta situación se vio reflejada en los datos del informe de Cammesa, y es que, si bien el repunte en el uso de gas fue marcado, la cantidad de combustibles con mayor huella de carbono que se utilizaron, como lo es el fueloil, gasoil y el carbón, continuó en valores altos.

En primer lugar, el uso del fueloil aumentó un 3,26% respecto a junio de este año y alcanzó las 95.000 toneladas. A nivel interanual cayó un 46%, porque en julio de 2020 se utilizaron unas 177.000 toneladas para compensar la caída histórica en el uso de gas.

Para tener en cuenta, julio fue el segundo mes con mayor uso de fueloil del año y quedó solo detrás de la marca de mayo que fue de 125.000 toneladas.

El carbón mineral también continuó utilizándose en valores altísimos y en julio de este año se cumplieron 4 meses consecutivos con un uso mensual superior a las 80.000 toneladas. A nivel interanual se registró una caída del 31% y es que en julio del año pasado se utilizaron unas 116.000 toneladas, la marca más alta desde, al menos, 2015.

Por último, el gasoil también cerró julio como el segundo mes de mayor consumo para la generación del año al alcanzar los 303.000 metros cúbicos solo detrás de los 453.000 que se quemaron en junio. A nivel interanual su uso cayó un 23,8% y respecto al mes anterior un 33,11%.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora