También Fitch y Moody’s bajaron la calificación para la Argentina

Las principales calificadoras de riesgo crediticio internacionales consideran que Argentina no tendrá otra opción que reestructurar su bonos. Fitch dijo que el país está en "default restringido".



La calificadora de riesgo Fitch rebajó ayer las calificaciones de la Argentina a “default restringido” en moneda local y extranjera, a partir de la extensión unilateral del Gobierno del pago de ciertas obligaciones de deuda vigentes a partir del 30 de agosto. Por su parte, Moody’s rebajó las calificaciones de Argentina a Caa2 y colocó a los papeles argentinos en perspectiva negativa.

La medida ocurre un día después que otra calificadors, Standard &Poor's considerara a la argentina en "default selectivo" durante 24 horas, medida que revirtió hoy.

Fitch comunicó por tarde que rebajó las calificaciones de default de emisor (IDR) a largo plazo en moneda local y extranjera de Argentina a default restringido (RD).

La rebaja de las calificaciones de Argentina a ‘RD’ sigue a la extensión unilateral del Gobierno del pago de ciertas obligaciones de deuda vigentes a partir del 30 de agosto, específicamente los instrumentos emitidos bajo la ley local y denominados en USD y pesos.

De acuerdo con sus criterios, Fitch cree que Argentina está en incumplimiento de sus obligaciones soberanas y que este desarrollo constituye un ‘intercambio de deuda en dificultades’ (DDE).

Argentina está en incumplimiento de sus obligaciones soberanas y que este desarrollo constituye un ‘intercambio de deuda en dificultades’ (DDE)

Calificadora Fitch

La calificadora también rebajó las calificaciones de emisión de los bonos senior no garantizados en moneda extranjera de Argentina a ‘CC’ de ‘CCC’, que indica una alta probabilidad de DDE o incumplimiento de pago tradicional en estos valores.

La entidad también analizó que las autoridades han anunciado su intención de buscar un nuevo perfil de los bonos seleccionados a largo plazo emitidos bajo las leyes locales y extranjeras.

El Gobierno ha indicado que ya comenzó a involucrar a los tenedores de bonos de derecho extranjero en un proceso de renegociación, y que buscará respaldo legal adicional del Congreso para seguir un curso similar con los tenedores de bonos de derecho local.

Por su parte, Moody’s rebajó ayer las calificaciones de emisor a largo plazo en moneda extranjera y en moneda local del Gobierno de Argentina de ‘B2’ a ‘Caa2’. Las calificaciones senior no garantizadas para registros en estantería también han sido reducidas a (P) ‘Caa2’ desde (P) ‘B2’.

Existen prominentes riesgos a la baja para el pago de la deuda a tiempo y en su totalidad en los próximos meses

Calificadora Standard&Poor's

De acuerdo con un comunicado de la Moody’s, la decisión de bajar las calificaciones de Argentina “refleja la creciente expectativa de pérdidas para los inversores como consecuencia de las crecientes presiones sobre las finanzas del Gobierno, más recientemente reflejado en la decisión del Gobierno del 28 de agosto de retrasar el pago de más de 8.000 millones de dólares de deuda a corto plazo y señalar su intención también de reestructurar partes de la deuda de mediano y largo plazo de Argentina”.

El jueves, la calificadora Standard and Poor’s (S&P) había declarado a la Argentina en Default Selectivo, pero hoy le quitó esa calificación luego que Buenos Aires honró la cancelación parcial de vencimientos de letras previstos para este viernes.

S&P elevó las calificaciones de deuda soberana a largo plazo a ‘CCC-’ y las de corto plazo a ‘C’ aunque mantuvo la perspectiva negativa, ante los “prominentes riesgos a la baja para el pago de la deuda a tiempo y en su totalidad en los próximos meses”, según un comunicado.


Comentarios


También Fitch y Moody’s bajaron la calificación para la Argentina