Tecnología de Neuquén para General Electric

La empresa San Antonio Pride, que desarrolla un centro de investigación en esta capital, se asoció con GEBetz para solucionar problemas de explotación en



NEUQUEN (AN).- La división petróleo y química de General Electric se asoció con el polo de investigación y desarrollo de ciencia y tecnología de San Antonio Pride para buscar soluciones a pozos petrolíferos con problemas.

En principio y, en virtud de las ventajas comparativas del país -dólar alto y excelente nivel científico en el sector- GEBetz, una división internacional de General Electric, y San Antonio Pride, una subsidiaria de Pride International con sede en Texas, Estados Unidos, se ocuparán de crear productos especiales para esos pozos. Son insumos químicos especiales requeridos en la explotación hidrocarburífera y que actualmente se importan en América del Sur por un valor de 100 millones de dólares anuales. El acuerdo permitirá utilizar esos conocimientos e insumos en yacimientos de Argentina y otros países de la región.

El polo tecnológico de San Antonio Pride recibirá muestras geológicas de yacimientos de cualquier nación y simulará las condiciones físico-químicas del pozo en cuestión. Eso permitirá desarrollar la sustancia exacta y capaz de mejorar la producción de ese pozo, dijo Gustavo Bianchi, vicepresidente de Ingeniería de San Antonio.

El año pasado, San Antonio inició las operaciones de su centro de investigación, que trabaja con técnicos y profesionales que constituyen un verdadero "núcleo duro" de la ciencia y tecnología. La compañía firmó convenios de asociatividad con la Universidad Nacional del Comahue, el Invap -Investigaciones Aplicadas, de Río Negro- y el Soslab, una entidad formada con profesionales del Centro Balseiro. También existen acuerdos con el Conicet, la Universidad de Buenos Aires y un centro tecnológico de Tucumán. Se trata de una asociación surgida "de la capacidad de San Antonio de generación tecnológica con recursos propios y nacionales, inédito en el país y con un fuerte impacto en la industria", añadió Bianchi.

Actualmente, indicó, se de

sarrollaron nuevos productos y metodologías de evaluación "pre y post tratamientos de pozos petroleros para aumentar su performance productiva". También se construyó un camión dosificador de aditivos para el campo petrolero con una capacidad de cinco mil litros, lo cual demuestra la "sinergia establecida entre las dos empresas, que potencia la gama de servicios y productos dentro de la industria", concluyó.

En el asentamiento neuquino trabajan 350 personas -abogados, ingenieros, físicos, bioquímicos, químicos, geólogos y biólogos- que desarrollan insumos con información satelital, diseñan reactores nucleares y equipamientos para la industria petrolera -tanques, camiones, motores- que ya se han exportado a Venezuela y Brasil, donde hay filiales de la empresa.

Bianchi dijo que la alianza entre San Antonio y GEBetz consiste en "suministrarle soporte tecnológico e investigación de nuevos productos o sistemas para sus operaciones".


Comentarios


Tecnología de Neuquén para General Electric