Tecnología petrolera made in Invap

La demanda obligó a la empresa a sumar personal y proveer nuevos servicios al sector.



#

La empresa estatal rionegrina Invap tiene un prestigio bien ganado después de más de 30 años dedicados al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos. Su incursión en el área nuclear, con el desarrollo de reactores vendidos a distintos países y más recientemente con la fabricación del primer satélite argentino, le ha reportado el reconocimiento del público en general. La sede central de la empresa se encuentra en Bariloche, pero en Neuquén, desde hace 18 años, tiene su base dedicada a la ingeniería. Y en este rubro, la industria del petróleo y el gas constituye la gran demandante de sus servicios. El principal servicio es la Verificación Técnico Analítica (VTA), que consiste en el análisis de cualquier estructura y constatar que sea segura para su utilización en determinadas condiciones. Es un trabajo complejo que requiere de muchos cálculos, tanto del material como de las condiciones de uso y hasta del transporte del equipo. Demora aproximadamente un mes y se hace sólo una vez, salvo que el equipo se modifique o sufra un accidente. Hoy son sólo tres empresas en el país las que hacen esta verificación. “Afortunadamente tenemos mucho trabajo”, comenta Juan Castro, gerente de la base Neuquén de Invap Ingeniería, y asegura que desde la renacionalización de YPF la demanda se incrementó “más del 100%. La VTA tiene un protocolo de procedimiento que fue confeccionado en conjunto entre Invap, el IAPG y el Comité Latinoamericano de Seguridad de Equipos Petroleros. Otro de los servicios que presta es el de análisis de fallas. Una vez producido el desperfecto, se hace un análisis desde el punto de vista metalúrgico y mecánico de tensiones. “Muchas veces hay que viajar al lugar para ver el contexto de funcionamiento del equipo, por ejemplo cuando falla un tensor del sistema de frenos que controla la bajada del caño en la perforación”, explica Castro, y asegura que es difícil establecer si disminuyeron las fallas porque “hay más equipos operando y es lógico que puedan incrementarse, pero tal vez sean menos en proporción”. La empresa viene incorporando personal por el incremento de la demanda; ya son 27 empleados en Neuquén y acaba de abrir una base operativa en Comodoro Rivadavia. “La mayoría son ingenieros mecánicos y técnicos especializados que se van capacitando en forma continua, pero a veces cuesta conseguir gente con experiencia o son tentados con los altos sueldos que paga el petróleo”, señaló Castro. Invap Ingeniería también se dedica al diseño de equipos especiales. Ante el pedido de una empresa, se hacen los cálculos y luego el plano. En general, también se les solicita el seguimiento de calidad de fabricación. “El proceso de verificación y auditoría es hoy muy importante en el sector petrolero, no solamente por posibles accidentes sino porque la paralización de un equipo apenas por un día puede significar decenas de miles de dólares de pérdida”, asegura Castro.

Los talleres de invap ingeniería en neuquén ya quedan chicos para la enorme demanda que tiene.

Pablo Lupano

Mundo Pyme


Comentarios


Tecnología petrolera made in Invap